El niño de oro del balompié venezolano nacido en Alto Apure; Jhon Murillo.

Prensa. El Universal.
Un muchachito de 16 años, tímido a la hora de hablar y con una cresta que recordaba el corte de pelo de Mario Balotelli, llegaba al filial del Zamora FC, a cargo de Julio Quintero, para hacer una prueba. Un amigo le había dicho que el club buscaba jóvenes jugadores. Decidió ir a ver qué pasaba; a fin de cuentas, no tenía nada que perder.

Era el año 2012 y su nombre era Jhon Murillo, un joven desconocido que jugaba en el Unión Atlético Alto Apure, perdido por la Tercera División. Dejó una magnífica impresión entre los blanquinegros y Quintero, sin perder tiempo, le habló de ese futbolista rápido y desequilibrante a Noel 'Chita' Sanvicente, quien entonces estaba al frente del primer equipo zamorano. Así comenzó su vínculo y, a partir de allí, el actual seleccionador nacional le ha llevado a cotas cada vez más altas.

Murillo debutó con él en Primera División, debutó con él en la Copa Libertadores y, el miércoles, debutó con él vistiendo la camiseta vinotinto, marcando además el tanto decisivo para la victoria 2-1 de Venezuela ante Honduras en el estadio La Carolina.

"Es un día soñado", dijo el jugador, ahora de 18 años, tras el compromiso en Barinas ante los centroamericanos. "El profe Sanvicente ha sido muy importante en mi carrera, en el Zamora y ahora en la selección nacional. Estoy muy agradecido por esa confianza que me tiene y voy a seguir trabajando para responderle cuando me de oportunidades".

Su gol, que quebró la paridad después de goles de Anthony Lozano por los visitantes y Franklin Lucena por los locales, fue un ejemplo de lo que Sanvicente pide a sus jugadores: presión, presión y presión. Un balón que lucía controlable por los hondureños acabó sellando el triunfo vinotinto. Murillo forzó el error de los rivales y capitalizó.

"Conté con mi oportunidad cuando vinieron los cambios (el Sub 20 del Zamora FC empezó el partido en el banquillo de suplentes). Tenía que aprovecharla", expresó. "Debutar y marcar un gol... Viví un momento único", celebró con emoción.

Aunque cada vez tiene mayor peso en el fútbol venezolano, como demostraron los 11 goles marcados la temporada pasada en el segundo campeonato absoluto del Zamora, un récord para un juvenil en Venezuela, Murillo mantiene la misma timidez ante los micrófonos de aquel muchachito apureño que nadie conocía. No es un hombre de hablar. Lo suyo es jugar fútbol y hacerlo bien. ¿La Copa América 2015? Por qué no.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment