GuidePedia

Prensa. Espacio Público.
Este 28 de septiembre se celebra el Día Internacional del Derecho a Saber. Se trata de una iniciativa reconocida por las Naciones Unidas en la que se reclama el derecho a acceder a la información de las administraciones públicas como vía fundamental para promover la participación ciudadana y garantizar la rendición de cuentas.

El Día Internacional del Derecho a Saber sirve también para recordar que los avances en una cultura de transparencia se van logrando gracias a las exigencias de la ciudadanía, y que hoy día es indispensable que los ciudadanos se involucren a profundidad en el proceso. El derecho a saber empieza por el deber de preguntar.

El Pueblo Pregunta es una iniciativa de Espacio Público, mediante la que se impulsa en comunidades de toda Venezuela el empoderamiento de los ciudadanos sobre los asuntos públicos que afectan directamente su calidad de vida, como lo son la calidad del agua, la salud, la seguridad, entre otros.

Es obligación de todas las instituciones que manejan fondos públicos hacer transparente toda la información que manejan. Pero más importante que esto es que los ciudadanos, especialmente quienes se ven finalmente afectados por los proyectos que no se completan, se organicen para exigir la información y vigilar que se cumpla el trabajo. Sólo mediante la contraloría social podemos lograr cambiar la falta de transparencia del Estado y tener una cultura de rendición de cuentas y mayor eficiencia en la gestión pública.

Durante el último año, El Pueblo Pregunta realizó un conjunto de peticiones de información a los entes del Estado, de la mano de las comunidades, para presionar y hacer el camino hacia la solución de estos problemas.

Pequeños grandes cambios. El Hospital Civil de Maracay, en el estado Aragua, presta servicios básicos a estas personas para el control del VIH, hacía ya un tiempo atrás que no se realizaban los exámenes a las personas debido a una falla en el tomacorriente de una de las máquinas que se necesitan para el estudio. Estos exámenes tienen un costo elevado en clínicas privadas, por lo cual el hecho de que no se hicieran en esta institución de servicio público representaba un problema importante para estas personas.

El 20 de mayo de 2016, un grupo de participantes de El Pueblo Pregunta decidió realizar una carta pidiéndole información a la directiva del hospital referente a las razones por las cuales no se realizaban los exámenes, si existía algún presupuesto destinado a la reparación del equipo defectuoso y el número de personas afectadas por el mal funcionamiento de la máquina.

Los líderes recogieron firmas y organizaron una protesta en la entrada del hospital para entregar la comunicación. Luego de entregar la carta y hacer presión a la directiva del hospital, se arregló el defecto de la  máquina a los pocos días y actualmente los usuarios pueden realizarse sus exámenes de control de forma gratuita nuevamente.

Hato Viejo es un pueblo rural ubicado en Yaracuy, debido a lo alejada que se encuentra la comunidad, a esta se le suministra agua por medio de un pozo de agua profundo, el cual fue inaugurado hace varias décadas durante el gobierno de Pérez Jiménez. Al pozo nunca se le ha realizado mantenimiento, debido al descuido de las autoridades. Desde enero del año 2016 no recibían agua a sus casas debido al mal estado del pozo, llegando hasta el punto que los habitantes recurrían a recolectar agua de lluvia para realizar sus labores diarias, tales como lavar la ropa y los platos y bañarse.

La comunidad del pueblo realizó varias cartas a distintas autoridades de Yaracuy preguntando sobre proyectos para resolver la problemática de agua en su comunidad, presupuestos para la restauración del pozo, entre otras cosas.

Luego de la reiterada presión y protestas que ejerció la comunidad organizada del pueblo, el gobernador aprobó 2 millones de bolívares para recuperar el pozo. Estos fondos fueron utilizados para hacer limpieza del pozo y para comprar una nueva bomba de agua. La organización y constante lucha de esta comunidad fue la clave de su éxito, hoy en día siguen haciendo contraloría sobre la distribución y aprovechamiento de los fondos públicos por parte de las autoridades públicas y la completa solución del problema.

Caminemos juntos. En Venezuela actualmente existe un déficit considerable de transparencia por parte de los organismos que componen el Poder Público, esta falta de transparencia puede observarse desde los escalafones más altos hasta los más bajos. Sin embargo, la falta de contraloría y presión por parte de la sociedad también ha contribuido a que la corrupción y la malversación de fondos proliferen. Está en nuestras manos como sociedad ponerle un alto a los abusos y poner en evidencia las faltas y la corrupción por parte del Estado para así lograr un país con cultura de transparencia.

Te invitamos a contactarnos y a unirte a esta iniciativa, contamos contigo para hacer real el sueño de construir un país transparente y eficaz en la solución de nuestros problemas. Así como los gobernantes tienen el deber de rendir cuentas, la sociedad tiene el deber de hacer contraloría. Compartimos nuestro informe Un País que Demanda Respuestas, historias de comunidades que exigen cuentas claras.
 
Top