GuidePedia

Prensa. Lider.
La temporada 2016-2017 de la Liga venezolana de Beisbol Profesional está a la vuelta de la esquina. Los equipos iniciaron entrenamientos y cuentan con la primera avanzada de su importación confirmada. Para Caribes de Anzoátegui, todo marcha según lo esperado. En declaración a Unión Radio por parte de Samuel Moscatel, gerente del equipo, “este año tenemos la importación completa, tanto la primera como la segunda avanzada. Si todo funciona bien y sale según el plan, tenemos los cuatro jugadores para suplantar a los de la primera mitad”.

Entre los criollos más destacados de esta organización en los últimos años aparece Gorkys Hernández. El jardinero, pieza de los Gigantes de San Francisco en las Grandes Ligas, podría perderse la temporada, pero eso no descuadra la zafra para Moscatel.

“Es complicado. Está tramitando la residencia; de hecho, se mudó con su familia para allá, así que no es fácil que venga al país y mientras San Francisco esté en la pelea es poco lo que se puede conversar con él”, señaló.

“Eso lo sabíamos desde el año pasado (…) cuando trajimos a (Rafael) “Balita” Ortega al equipo fue pensado como un plan B respecto a Gorkys. (Hernán) Iribarren quiere venir desde el primer día y jugar hasta el 15 de noviembre. Ahí nos cubrimos las espaldas”.

La inseguridad como principal problema
Los sucedido a inicio de semana con Trujillanos FC encendió las alarmas de la organizaciones deportivas del país, sobre todo a Caribes, conjunto que ve acción en el estado donde ocurrió el robo y secuestro a la unidad del equipo de la Primera División del balompié local.

“Tuve una reunión con mi gerente de viaje y mi jefe de seguridad, pensando cuáles planes podemos implementar para definitivamente dejar de viajar de noche. Es el principal problema”, indicó.

“Me voy a reunir en Caracas con el resto de los gerentes para saber qué vamos a hacer. De repente se puede llegar a un acuerdo con la Guardia Nacional o entes policiales, de repente uno o dos escoltas para que sigan a los autobuses cuando entren o salgan del estado Anzoátegui, y que cada ciudad ayude de alguna manera”.

La inseguridad es una marca que arrastra Venezuela y que es conocida en todo el mundo, un dolor de cabeza para el ejecutivo. “He estado preocupado todo el día pensando que me va a llamar algún americano que acabamos de firmar y que me diga que no viene a Venezuela”.
 
Top