GuidePedia

La alta migración de estudiantes desde colegios privados hacia las escuelas públicas es el fenómeno que marca el inicio del año escolar 2016–2017, situación que se corroboró con las autoridades de educación en el Táchira, quienes no pudieron ofrecer cifras exactas de la cantidad de niños inscritos en los planteles, debido a que aún se mantiene la movilidad por las elevadas mensualidades en las instituciones sin subsidio.

Sin embargo, se estima que hoy, lunes 26 de septiembre, casi 240 mil niños acudan a las aulas en 1.254 escuelas y colegios que funcionan en todo el territorio regional, mientras que algunos padres consolidan el traslado de sus hijos de colegios privados hacia escuelas del sector público, debido al reciente incremento en las mensualidades que superó 80 %, para dejar la mayoría de los pagos sobre los 15 mil bolívares al mes, más de la mitad de un salario mínimo.

Un aproximado de 800 escuelas nacionales, que dependen directamente del Ministerio del poder popular para la Educación, recibirán por encima de 170 mil estudiantes entre preescolar y primaria, según cifras comparativas con las ofrecidas el año anterior por las autoridades de la Zona Educativa Táchira.

En el caso de los planteles adscritos a la Gobernación del Táchira, se tienen un total de 379 planteles, en las cuales tampoco hay una cifra exacta de la cantidad de estudiantes, que hasta hace unos días era de 42 mil niños aproximadamente, pero que ha variado y seguirá en movimiento en las próximas horas, pues aún muchos padres acuden en busca de cupo, tras retirar a sus hijos de los colegios privados.

En cuanto al sector privado, en Táchira se cubren unos 12 mil alumnos en 46 colegios afiliados a la Asociación Venezolana de Educación católica (AVEC), los cuales reciben subsidio de parte del Gobierno nacional, algunos para cubrir la totalidad de su nómina y otros para una cobertura parcial de los gastos de personal, de tal forma que, aunque los padres deben pagar una matrícula, son las más bajas en la actualidad, y oscilan entre los 2 mil y los 5 mil bolívares al mes, para gastos de mantenimiento de infraestructura.

En el caso de los colegios afiliados a la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada (Andiep), hasta las inscripciones hechas en agosto se tuvieron aproximadamente 12 mil estudiantes, sin embargo están a la expectativa, pues luego del anuncio del aumento en el costo de la matrícula se incrementaron los retiros de estudiantes, pues las familias no pueden pagar mensualidades altas.

En tal sentido, el vocero de Andiep en Táchira, Guerrino Guarrientos, aclaró: “Los ajustes se hacen siempre pensando en las familias, pero nosotros debemos cubrir gastos de nómina, infraestructura, dotación, y el problema más fuerte son los aumentos inesperados de sueldos que se anuncian a cada rato y nos tumban toda la planificación, los retiros en todo el país se estima lleguen a 280 mil alumnos que pasarán del sector privado hacia el público, que no creemos esté en la capacidad de recibir tantos estudiantes. La situación es preocupante”.


Afectó la planificación escolar
Estella López (nombre cambiado a solicitud de la fuente) tenía a su hija inscrita en un reconocido colegio privado de San Cristóbal. Al inscribirla en cuarto grado, en agosto de este año, le informaron que la mensualidad quedaría en 17 mil bolívares. Luego de conversar con el padre de la niña, acordaron mantenerla y hacer un esfuerzo para cubrir ese monto entre los dos.

Hace una semana, a través de un grupo de Whatsapp en el que está con otros padres y representantes del mismo colegio, se enteró de que la mensualidad subiría a partir de septiembre a un monto superior a 25 mil bolívares: “Ahí sí me asusté, eso es más de lo que podemos pagar. Conversé con el papá de la niña y acordamos retirarla a tiempo para buscar cupo en una escuela pública. Afortunadamente conseguimos. La niña está triste porque no podrá estar con sus amiguitos, pero debe entender que el dinero no nos alcanza”.

De esa manera este año escolar se empieza con una situación totalmente atípica, caracterizada por las dificultades en el presupuesto familiar, con mensualidades que entre 2015 y 2016 incrementaron más de 300 % y que se han hecho imposibles de cubrir; mientras que el sector público recibe toda la sobrecarga de alumnos y hace esfuerzos por adecuarse para darles cabida a todos.

 “Se recibirán todos los niños”
Al ser consultado sobre la cantidad de estudiantes que retornan a las aulas en las escuelas estadales, Henry Parra, director de Educación de la Gobernación del Táchira, no dudó en afirmar: “La cifra aún no la tenemos, estamos enfrentando una gran migración de alumnos que vienen del privado al público. Nosotros estamos preocupados, pero no podemos cerrarle la puerta a ningún niño. Hemos ordenado a los directores que se reciban todos los niños y se hagan las adecuaciones en cada caso”.

Admitió Parra que las solicitudes de inscripción a última hora son elevadísimas: “Los directores de las escuelas me han informado que llegan muchos padres a pedir cupo. Estamos tratando de habilitar más aulas, de abrir doble turno, tenemos que dotar de mesas, sillas, pupitres, incluso buscar más personal, todo eso se está analizando”.

Laura Sobral
 
Top