GuidePedia

Prensa. FPV
La Federación de Psicólogos de Venezuela (FPV), con motivo de la celebración del Día Mundial de la   Salud Mental, se une a la conmemoración bajo su lema para este año: “Primera Ayuda Psicológica”. La FPV, viene trabajando con la finalidad de contribuir a desarrollar prácticas enmarcadas en el modelo la Organización Mundial de la Salud (Organización Mundial de la Salud. (2016).

Recuperado de http://www.who.int/features/factfiles/mental_health/es/) que considera a la salud mental como: "...un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad."

En esta oportunidad, consideramos pertinente reiterar nuestra preocupación por el acentuado deterioro de la salud psicológica de la población venezolana. Deterioro que es una consecuencia directa de la exposición prolongada a diversas situaciones, tales como: desabastecimiento generalizado, disminución del poder adquisitivo, inseguridad, polarización, conflictividad socio-política, entre otros aspectos; que provocan un estado general de estrés producto del desasosiego, frustración, desesperanza, tensión, tristeza y miedo.

La frecuencia e intensidad de las situaciones antes mencionadas, está agotando los recursos
psicológicos del venezolano y por ende; poniendo en riesgo su integridad, la de su familia y su comunidad. Lo anterior está desarticulando relaciones interpersonales, familiares, sociales, y alterando la emocionalidad y la racionalidad individual y colectiva, donde los procesos de duelos son cada vez más frecuentes en especial el denominado “duelo migratorio”.

Los efectos de este tipo de estrés “crónico”, donde los recursos físicos y psicológicos se ven
consumidos por el desgaste a largo plazo, repercuten sobre las tasas de: ansiedad; depresión; enfermedades: autoinmunes, músculo-esqueléticas, gastrointestinales, cerebrovasculares y cardíacas; violencia, consumo de sustancias prohibidas, migraciones e incluso suicidios entre otras afectaciones.

En este sentido expresamos nuestra profunda preocupación y alerta por los trastornos de salud mental que se están manifestando en la población venezolana, hoy convertidos en un asunto de salud pública. Aunado a lo antes expuesto, la actual crisis que está atravesando el sector público relacionado con la salud mental en lo referido al: acentuado deterioro de sus servicios, disminución del número de camas, fallas en los suministros (alimentación, medicinas e insumos en general), disminución del personal calificado para la adecuada atención; agrava la delicada situación de la salud mental en el país.  Es por ello que resulta impostergable la revisión de las políticas en esta materia, para lo cual esta Federación se pone a la disposición.

Reconocemos los esfuerzos adelantados por el Ejecutivo Nacional con el fin de atenuar los efectos de la crisis en los diferentes ámbitos. Sin embargo, consideramos que los mismos podrían tener mayor efectividad y alcance, si existiese la disposición de aceptar el apoyo ofrecido por organizaciones nacionales e internacionales. Lo anterior sería un factor clave de éxito, en el mejoramiento de la actual situación país; que es lo que actualmente reclama y requiere la población venezolana. Por una Venezuela, donde la Salud Psicológica y la Salud Mental sea una prioridad.

Por una Venezuela, donde la Salud Psicológica y la Salud Mental sea una prioridad.
Junta Directiva de la FPV
 
Top