GuidePedia

Prensa. Primicias 24.
La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) emitió este viernes un comunicado en el que expresan su felicidad por la designación hecha por el papa Francisco a monseñor Baltazar Porras como Cardenal de la Iglesia Católica y, además, deplora la “escena triste, y carente de toda ética profesional y de todo sentido de ciudadanía, protagonizada por el diputado a la Asamblea Nacional, el Sr. Hugbel Roa“.

En el comunicado, la CEV señala que el diputado por el Bloque de la Patria “de forma soez y negando la verdad, se expresó públicamente de manera ofensiva y calumniosa contra Mons. Baltazar Porras y contra el Cardenal Jorge Urosa, Arzobispo de Caracas, lo que implica también descalificaciones al Papa Francisco”.

La Conferencia consideró que las acciones y comentarios emitidos por el diputado Roa “debe hacer pensar a todo el pueblo venezolano sobre la difícil situación que estamos viviendo a nivel ético cultural, que se manifiesta en reiterativos discursos y actuaciones”.

A continuación el comunicado íntegro de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV):

COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA DE LA CEV.

“LA VERDAD LOS HARÁ LIBRE” (Jn 8,32)

La Conferencia Episcopal Venezolana expresa gran alegría y satisfacción por la designación que ha hecho el Papa Francisco de S.E. MONS. BALTAZAR ENRIQUE PORRAS CARDOZO como nuevo Cardenal de la Santa Iglesia.
El pueblo venezolano se siente honrado de tener en este momento dos Cardenales, y lo ha hecho sentir a través de las múltiples expresiones de cercanía y aprecio hacia ellos. La Conferencia Episcopal agradece profundamente al Papa Francisco este hermoso regalo a nuestra Iglesia y a nuestro pueblo.

Los venezolanos conocen el servicio y la dedicación pastoral, cultural y humanitaria con que Mons. Baltazar Porras ha ejercido su ministerio sacerdotal y episcopal, en el llano, en la capital de la República y en los Andes, particularmente en la Arquidiócesis de Mérida, distinguiéndose por su sentido eclesial y su amor a Venezuela, a su gente, a su historia y tradiciones. Como académico y estudioso de la historia eclesiástica venezolana se ha ganado un alto sitial entre nuestros historiadores. Por todo ello, desde nuestras parroquias y comunidades cristianas se eleva la acción de gracias a Dios por este acontecimiento que nos enriquece y nos une, junto con la plegaria por el nuevo purpurado.

Este gesto del Santo Padre reitera su aprobación a la línea de trabajo de nuestra Iglesia y, al mismo tiempo, su preocupación por nuestra Patria, que sufre desde hace diecisiete años una grave crisis social, económica, política y cultural que abate a todo el pueblo sin distingos, en primer lugar a los más pobres. El pueblo católico ve en la designación de Mons. Baltazar Porras un signo de esperanza y un llamado a la reconciliación y la unidad.

Ante la manifiesta estima del Papa por nuestro pueblo, deploramos y repudiamos la escena triste, y carente de toda ética profesional y de todo sentido de ciudadanía, protagonizada por el diputado a la Asamblea Nacional, el Sr. Hugbel Roa, quien de forma soez y negando la verdad, se expresó públicamente de manera ofensiva y calumniosa contra Mons. Baltazar Porras y contra el Cardenal Jorge Urosa, Arzobispo de Caracas, lo que implica también descalificaciones al Papa Francisco.

Consideramos que esta ofensa a nuestros dos Cardenales, inducida por vanos intereses políticos, debe hacer pensar a todo el pueblo venezolano sobre la difícil situación que estamos viviendo a nivel ético cultural, que se manifiesta en reiterativos discursos y actuaciones. Además, la fama de cualquier ciudadano ha de ser respetada, quienes detentan una posición privilegiada de poder, dado por el mismo pueblo, no pueden servirse de ella para calumniar y difamar irresponsable y temerariamente al adversario.

Como hombres de Iglesia y servidores del pueblo de Dios acompañaremos espiritual y fraternalmente a nuestro hermano Baltazar Porras cuando el Papa Francisco le coloque Capelo Cardenalicio, el próximo 19 de noviembre. Inmensa alegría sentirá el pueblo venezolano al recibir al sexto Cardenal de su historia patria.

Exhortamos, una vez más, a todos los creyentes a elevar sus oraciones por nuestro pueblo venezolano, por su futuro, por nuestro querido Papa Francisco y nuestros Cardenales, que día a día testimonian la alegría del Evangelio en el servicio al pueblo de Dios. Que María de Coromoto, Patrona de Venezuela, nos proteja con su amor.
Diego Rafael Padrón Sánchez

Arzobispo de Cumaná

Presidente de la CEV

José Luis Azuaje Ayala

Obispo de Barinas

1° Vicepresidente de la CEV

Mario Moronta Rodríguez

Obispo de San Cristóbal

2° Vicepresidente de la CEV

Víctor Hugo Basabe

Obispo de San Felipe

Secretario General de la CEV
 
Top