GuidePedia

Prensa. Estimulo.com
Luego del anuncio presidencial del cuarto aumento del salario mínimo, del ticket de alimentación y del bono socialista, analistas reaccionaron a la medida al recalcar las consecuencias en una economía ya impactada por la alta inflación. Más problemas que beneficios para los trabajadores y pensionados venezolanos generará el nuevo incremento salarial anunciado el jueves por el presidente Nicolás Maduro.

Con esta alza, Maduro acumula 14 ajustes del salario mínimo durante su administración, así como cinco ajustes de la base de cálculo del bono de alimentación. “Además, el anuncio se da en paralelo a ajustes de precios regulados y la llegada de mercancía importada a precios internacionales. También se da en un contexto de importante tensión política y social”, recuerda la firma privada ODH Consultores.

Señala que el aumento del salario mínimo se produce justo antes del pago de aguinaldos del sector público y privado, lo cual suele conducir al mayor incremento de la liquidez monetaria en el año.

“En un contexto de grave deterioro de la oferta de bienes (tanto local como importada), este incremento implicará aumentos significativos en los precios, tanto por efectos de mayor demanda (sin mayor oferta) como por el incremento en los costos de funcionamiento del sector privado. Al aumentar el salario mínimo en un contexto de recesión económica, se logra aumentar la cantidad de dinero en circulación. Pero la creciente liquidez monetaria seguirá persiguiendo pocos bienes”, destaca en un reporte.

ODH concluye que al aumentar el salario mínimo sin incrementar la oferta de bienes no resuelve la pérdida de la capacidad de compra del bolívar. El director de Econometrica, Henkel García, coincide en que estos incrementos salariales no mejorarán la capacidad de compra de los trabajadores.

“La realidad económica siempre gana. Imposible mejorar el poder de compra del salario, con una producción-productividad desplomándose (…) Estos aumentos en medio de una producción restringida por insumos y también con restricción financiera, pone en dificultades a las empresas“, escribió en su cuenta en Twitter.

Resaltó García que nuevamente se le da un mayor incremento al bono de alimentación que al salario, negándole igualmente este beneficio a los pensionados. Para Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica este incremento salarial tendrá un gran impacto para la pequeña y mediana empresa en el país, ya que elevan los costos significativamente.

Recalca además que sus consecuencias son previsibles: inflación, aumento del tipo de cambio y cierre de empresas. Por su parte, el economista Alexander Guerrero, coincide en el impacto que tendrá en las empresas el aumento del salario minimo mas el bono alimenticio en cerca del 40%.

Aunque resalta que el impacto es cierre de empresas y desempleo en medio de una hipernflacion, el gobierno atado a su política inflacionaria, el déficit causado por el aumento salarial en sector publico será monetizado y pagado con inflación.

“El sector privado cerrará empresas, crecerá el desempleo, acelerará el empobrecimiento, con gobierno condenado por la hiperinflación sin otro mecanismo que imprimir dinero sin poder de compra para pagar con el impuesto inflacionario”, explicó.
 
Top