GuidePedia

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos, anunció este miércoles que solicitará al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la aplicación de medidas contempladas en la Carta Democrática Interamericana en vista del agravamiento de la situación constitucional y democrática en Venezuela.
Prensa. AN.
A tales efectos, a principios del próximo mes viajará a Washington una delegación de parlamentarios integrada, entre otros, por Ramos y por el también diputado Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN.

“Vamos a presentar una relación pormenorizada y más actualizada de los hechos, porque todo se ha agravado desde julio cuando estuvimos allá, para que, a consecuencia de ese agravamiento, se utilicen y apliquen otros mecanismos establecidos en la Carta”, señaló el parlamentario en declaraciones a la prensa.

“La Carta Democrática está activada y ha dicho el mismo Almagro que hay que aplicar ya medidas más severas porque el gobierno sigue agravando la situación de quebrantamiento del orden constitucional y del orden democrático”, indicó.

Al respecto también advirtió que ha recibido información de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estaría esperando el regreso de Washington de estos parlamentarios para detenerlos “por traidores a la patria y por supuestamente usurpar las funciones de dirigir la política exterior del país que corresponden al presidente”.

“Nosotros no estamos asumiendo nada que no nos corresponda, aunque ni siquiera el presidente las ejerce.  Nosotros vamos es a pedir en un organismo del que Venezuela forma parte, que se aplique un instrumento que Venezuela ha suscrito”, aclaró.

Al responder a una pregunta, señaló que los diputados de la bancada mayoritaria de la Unidad Democrática no han planteado ningún conflicto con los otros poderes del Estado. “El conflicto existe, de hecho, desde (el momento en) que el gobierno se niega a reconocer la voluntad popular. Este es un gobierno muy particular: pide y va a elecciones cuando cree que las va a ganar, y cuando los resultados no les son favorables, entonces dice que no son respetables, como ocurre con la AN, donde primero desconoció la mayoría de los 2/3 que obtuvo la bancada de la Unidad y, no contento con eso, ahora quiere destruirla como un todo”, comentó.

“Que se atreva” a disolver a la Asamblea Nacional, dijo Ramos, recordando que cuando el expresidente peruano Alberto Fujimori lo hizo, tenía 80 por ciento de popularidad. “En cambio este mapleto, en estas malandanzas, pretendiendo disolver el Parlamento, tiene más del 85 por ciento de rechazo y de repulsión”, comentó.
 
Top