GuidePedia

Para el exrector del CNE, están errados aquellos que han afirmado que conseguir el 20% de las firmas en todos los estados es algo improbable.
Prensa. Estimulo.com
Difícil sí, imposible no. Para el exrector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tiene posibilidades de cumplir las duras condiciones que el organismo comicial le ha impuesto para activar el referendo revocatorio presidencial, pues, a su juicio, el malestar social es tan grande que en todos los estados del país se podrían recoger el 20% de las firmas del padrón.

“El CNE puso unos requisitos difíciles, muy complejos, muy cuesta arriba, pero que son posibles de cumplir (…) Es como si alguien quisiera subir al Ávila y el CNE es quien permite usar el teleférico o subir en auto, pero niega ambas opciones y solo permite hacerlo a pie, por supuesto una gran cantidad de personas no podrían hacerlo por razones de edad o salud, pero otras sí”, afirmó.

Para Díaz, están errados aquellos que han afirmado que conseguir el 20% de las firmas en todos los estados es algo improbable, debido a que en entidades como Delta Amacuro o Portuguesa habría que movilizar al 80% de quienes en diciembre pasado votaron a la oposición en las elecciones parlamentarias.

“Esa cuenta no se puede sacar a partir de quienes votaron el 6 de diciembre de 2015 por la MUD, sino a partir de quienes hoy están pasando necesidad en Venezuela. Esa gente que está buscando comida en la basura, que no puede pagar los útiles escolares de sus hijos o que teme salir de noche de su casa por la inseguridad es la que saldrá a firmar. Este país está clamando por un cambio, porque saben que el responsable de esta situación no es ninguna guerra económica sino las políticas erradas del Gobierno”, sentenció.

Depende de cada ciudadano
 Por su parte, el periodista en temas electorales, Eugenio Martínez, se mostró más cauto y aseveró que el éxito de la jornada del 26, 27 y 28 de octubre dependerá en buena medida del compromiso de cada ciudadano. “Nacionalmente no hay dudas de que con la cantidad de máquinas captahuellas y centros de votación que se abrirán la MUD podría recabar más de 3,8 millones de firmas, pero el requisito inconstitucional del 20%  del padrón electoral en cada estado lo complica, pues para conseguir la meta no solo bastará la logística que diseñe le oposición para movilizar a los electores sino de la voluntad de cada ciudadano”, afirmó.

Señaló que, seguramente, la maquinaria dispuesta por el CNE provocará  largas colas en los centros, porque no hay suficientes captahuellas para atender a todos los que deseen firmar y, aún si no hubiera fallas, lo más seguro es que una persona tenga que ir uno, dos o los tres días para intentar firmar. “En algunos estados tendrá que hacerlo bajo la mirada de simpatizantes del Gobierno”, dijo. 
 
Top