GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com.
Desde horas de la madrugada de este sábado se encuentra en libertad, sano y salvo, el ganadero merideño Alfredo José Finol Urdaneta, quien permanecía secuestrado  desde hace un mes, en poder de presuntos paramilitares, en la zona norte del estado.

El operativo, en el que participaron funcionarios del Gaes-Táchira y Mérida, junto con efectivos de la División Nacional contra Extorsión y Secuestro del Cicpc- Base Táchira, lo practicaron específicamente en la zona montañosa del sector Los Cañitos, municipio Panamericano.

En virtud de que no hubo un vocero que informara detalles del operativo, se desconoce si se trató de una liberación o un rescate, pues aunque se mencionó que fue liberado por presión policial, se indicó también  que lo rescataron tras un tiroteo que se extendió por más de 15 minutos.

El hecho es que Finol, de 37 años de edad, ya se encuentra en libertad y en buen estado de salud, salvo las secuelas psicológicas que obviamente debieron hacer mella en él tras permanecer por tanto tiempo en cautiverio.En el reencuentro con su familia, a media mañana de ayer, el ganadero agradeció a las autoridades por haber logrado su cometido.

En medio de los abrazos con sus seres queridos y con la voz quebrada, Finol dijo que fue un mes de sufrimiento, en el que no sabía si regresaría vivo. También observó que lo mantuvieron caminando, y que tenía tres días con la misma ropa con la que fue rescatado.

El secuestro de Alfredo Finol, nativo de Mérida  pero con  propiedades y fincas en El Vigía y  también en el municipio Samuel Darío Maldonado, tuvo lugar en Táchira, cuando desde el estado vecino se dirigía a la población tachirense de La Tendida.

Las circunstancias en las cuales ocurrió el plagio no  fueron dadas a conocer públicamente  en su debido  momento, en procura de no entorpecer las investigaciones que de inmediato activaron las autoridades correspondientes, pero aparentemente fue a poca distancia de La Tendida.

Por su liberación, los secuestradores estaban exigiendo 2 millones de dólares, pero posteriormente, al entender que la familia no contaba con esa exorbitante suma de dinero, bajaron la exigencia a 8 mil millones de pesos colombianos.

El trabajo de telefonía y labores de inteligencia, así como otros recursos utilizados en la investigación, fueron vitales para ubicar el posible lugar donde lo mantenían secuestrado, llevando a la comisión mixta a trasladarse a esa zona montañosa de Panamericano, a las 4 de la madrugada de ayer, con el feliz resultado ya citado.

Por otra parte, importante recordar a las autoridades que el productor agropecuario  tachirense José Ramírez, de 60 años, administrador de la agropecuaria Otopum, aún  continúa secuestrado, presuntamente desde  el 19 de octubre, en circunstancias que no han sido reveladas pero ocurridas mientras se encontraba en Santa Bárbara de Barinas, hospedado en el  hotel Las Palmeras.

El vehículo donde se movilizaba Ramírez, un camión Ford, F-350, beige, placa  A97AE1C, fue localizado abandonado dos días después del secuestro, a 165 kilómetros de distancia de donde lo plagiaron, estacionado a un lado de la carretera principal, vía Los Gnósticos, sector El Carnudo, aldea La Colorada del municipio Ayacucho, en el Táchira.

El presidente de Asogata, Leonardo Figueroa, al ofrecer una rueda de prensa hace un mes para denunciar preocupantes situaciones de las que están siendo víctimas ganaderos y productores tachirenses, hizo referencia a este caso y pidió a las autoridades que se abocaran a su búsqueda, haciendo hincapié en esa oportunidad en que no se entendía por qué el secuestro de Ramírez no aparecía en las estadísticas que maneja el Gobierno regional, cuyos representantes aseguran que en Táchira hay cero secuestrados. Tampoco el de Finol, perpetrado en la entidad tachirense.

Miriam Bustos
http://lanacionweb.com/sucesos/en-libertad-sano-y-salvo-el-ganadero-alfredo-finol/
 
Top