GuidePedia

Prensa. @el_interes.
En las últimas dos semanas usuarios han reportado limitaciones para el retiro de efectivo por taquilla. El monto a entregar depende de la entidad bancaria.  La inflación desbordada ha provocado que los billetes en circulación sean insuficientes para adquirir los bienes y servicios. Y la máxima expresión de esta crisis del efectivo se observó este viernes en una agencia de un banco estatal. Durante un recorrido realizado por El Estímulo, se constató que el Banco Bicentenario de Altamira solo permitía el ingreso a quienes iban a depositar.

A las 9:30 am había una larga cola de personas molestas esperando que las dejaran entrar para hacer sus gestiones. La entidad no tenía billetes y esperaba que llegara la remesa para atender a clientes y no clientes. Los cajeros automáticos tampoco disponían de efectivo.

En otra agencia cercana del mismo banco solo permitían retirar hasta Bs 30.000, aunque la cola de personas se extendía a las afueras de la entidad, situación que se repetía en la agencia del Centro San Ignacio, donde se permitía retirar Bs 10.000 en el mejor de los casos. Esta semana, cuando las personas de la tercera edad fueron a cobrar su pensión se encontraron con algunas limitaciones. El martes, en el Bicentenario de Concresa, a una de las pensionadas se le negó el derecho a retirar el total del depósito y se le suministró solo Bs 10.000. Al preguntar la razón solo se le dijo que esa era la orden.

Tanto bancos públicos como privados padecen por igual la falta de billetes. En el Banco Fondo Común del Centro Plaza, en Los Palos Grandes, el límite era de Bs 30.000. Sin embargo, en otras agencias solo están permitiendo hasta Bs 15.000. En la agencia de Fondo Común de la avenida Páez de El Paraíso, el martes 22 de noviembre se entregaba el dinero a los pensionados en billetes Bs 2, Bs 5 y Bs 10. Una de las personas que se mantenía la cola al enterarse que estaban pagando con billetes de baja denominación, decidió ir a la sucursal ubicada en Montalbán, donde pudo cobrar el dinero. Durante los últimos días  el gobierno ha estado depositando los recursos correspondientes al mes y otros dos a aguinaldos (Bs 81.276).

Los billetes de más alta denominación (Bs 100, equivalente a $0,03 a la tasa de cambio del mercado paralelo) se están destinando a los cajeros automáticos, ya que por las características propias de estos equipos, no pueden llenarse con papeles de baja denominación por cuanto la alta demanda de dinero no permitiría retirar los montos máximos permitidos por cliente, confirmó una fuente bancaria.

El Banco Mercantil, ubicado en el mismo centro comercial, entrega un máximo de Bs 20.000 diarios por cuenta, de ahorro y corriente. Pero la semana pasada era Bs 30.000, dijo a El Estímulo uno de los clientes de la entidad.

El Banco Provincial de Altamira, permite hasta Bs 15.000 por taquilla, ya que según uno de los empleados “las remesas no están llegando completas”. En la sucursal de la Torre Multinvest, Banesco deja retirar hasta Bs 10.000. “Hasta la semana pasada eran 15.000, cambia cada semana”, se quejó una cliente con preocupación. “Esa cantidad en una inflación como esta no es nada”, agregó otro de los usuarios.

Los empleados que atienden al cliente en las taquillas del Banco de Venezuela en el Centro Plaza y Banco del Tesoro en el Centro Ciudad Comercial Tamanaco, señalaron que el tope en llos retiros es de Bs 50.000. De hecho, aseguraron que a los pensionados se les permite retirar todo su saldo.

El BOD está limitando los retiros a Bs 30.000 para titulares y a Bs 20.000 para no titulares, según se constató. Aunque los voceros del gobierno no hacen mención a este problema que afecta a toda la población, en las entidades bancarias los empleados admiten que no les llega los billetes en cantidades suficientes, por lo que han tenido que racionar la entrega. “Todo depende del tamaño de la agencia y de la disponibilidad de dinero”, dice una fuente del sector consultada por El Estímulo.

Esta es la razón que explica que las entidades bancarias hayan aumentado recientemente los montos de transferencia electrónica y así facilitar las operaciones que no pueden realizarse mediante manejo de efectivo, aseguró una de las fuentes consultadas.

Una inflación aproximada de 500% para este año y la importación de productos a dólar libre han erosionado fuertemente la capacidad de compra del venezolano, que cada vez debe demandar más efectivo para adquirir hasta los bienes esenciales.
 
Top