GuidePedia

Prensa. notiminuto.com
Arriban mensualmente al país austral, con las facilidades que les ofrece Mercocur. Tres emigrantes, con solo dos meses, narran su aventura. Miles de venezolanos se están ubicando cada vez más en Argentina, en busca de una nueva vida y marcan otro episodio de la estampida que tiene lugar desde Venezuela.

“Es impresionante. Viernes y lunes llegan 300 venezolanos en vuelos desde Caracas –comenta desde Buenos Aires el periodista Enderson Narváez – Son 600 por semana, de los cuales 70% se queda aquí, un 10% pasa a Chile y el resto viene a hacer turismo o a visitar a familiares.

Narváez forma parte de esta nueva ola migratoria. Se fue hace varios meses con su pareja, en busca de nuevas oportunidades. Actualmente, 7,5% de todas las radicaciones temporarias (así se acreditan generalmente los venezolanos) en Argentina corresponden a ciudadanos de nacionalidad venezolana. Y la cifra va en ascenso.

Según las cifras oficiales, el alza es tan vertiginoso que la cantidad de radicados venezolanos de 2014 fue solo un mil 777, pero llegó en 2015 a 4 mil 707, es decir que ascendió en 165%. Para la comparación con 2016, la cifra récord de 2015 de 3 mil 768 se cubrió ya durante los primeros 5 meses de este año.

Otros como Enderson Narváez han arribado hace exactamente dos meses y cuentan aquí con detalles cómo les ha ido en este interín inicial. Son Gisel Rivas, contador público de 46 años, de Guarenas; Marwil Cruces Maldonado, 28 años, licenciado en física y matemática, San Cristóbal, estado Táchira; y Edgar Mejías es TSU en Telecomunicaciones, tiene 30 años, y es de La Victoria Edo. Aragua. Rivas y Marwil Cruces Maldonado explican que la primera acreditación siempre es temporal y se llama Precaria. Después que pasan dos años se les adjudica la permanente.

Los tres coinciden también en que han dejado a sus familiares más cercanos y queridos en Venezuela y tienen el plan de que se unan a ellos muy pronto en el país austral. Han tenido que laborar en áreas que no habían experimentado antes.

Ninguno de los tres admite haberse ido con muchos ahorros en divisas. Una de ellos se largó con $300 dólares y de llegada gastó casi todo en un buen celular. La forma más común de llegar a Argentina es en avión, pero no es la única. 5 mil 095 kilómetros separan a Caracas de Buenos Aires. Pese a esto, también hay venezolanos que, para ahorrar en sus gastos en dólares, se están lanzando por la vía terrestre con distintas escalas en autobús. Así la ruta es mucho más de 5 mil kilómetros y puede tardar más de una semana.

 
Top