GuidePedia

Prensa. Lider.
En Port Moresby zarpará el sueño de otra selección femenina que buscará incrustarse en la historia y en el baúl de los recuerdos felices del país. El primer paso será ante Alemania, este lunes a las dos de la mañana, en lo que significará el primer Mundial sub-20 para Venezuela. El marco: la lejana y cálida Papúa Nueva Guinea.

En la ex colonia británica, con un clima similar al de la isla de Margarita (en donde las guerreras estuvieron preparándose) y con un huso horario de 14 horas de diferencia, las pupilas de José Catoya intentarán darle una zancadilla a las teutonas, vigentes campeonas del torneo.

Las europeas llegan hasta con hasta cinco jugadoras que alzaron el trofeo hace dos años en Canadá, además de estar comandadas por la estratega Maren Meinert. La DT germana suma dos títulos de bajo del brazo y se enfila a dirigir su sexta Copa del Mundo sub-20.

Alemania sacó su boleto a Papúa tras llegar a la semifinales del Europeo sub-19, en donde cayó con Suecia, a la postre campeón. Mientras que las criollas quedaron como segundas del Suramericano sub-20 de Brasil, en el que solo un gol de diferencia las separó de titularse reinas en suelo amazónico.

Hablarán en la cancha
La mayoría de los reflectores se han posado en la Vinotinto sub-17; sin embargo, esta sub-20 promete llamar la atención del país. “Estamos haciendo las cosas bien y vamos a dar de que hablar”, soltó Lourdes “Kika” Moreno.

Y es que si las germanas llegan con pergaminos, hasta 11 guerreras de las 21 convocadas por Catoya dijeron presente en el cuarto lugar conseguido en el Mundial de Costa Rica, entre ellas Gabriela García que se llevo la Bota de Oro, junto a Deyna Castellanos.

En la ruta a Papúa lograron salir subcampeonas del Cotif, además de tener fogueo con la Colombia que fue a los Juegos Olímpicos y con la sub-20 de los Estados Unidos. “Es un grupo bastante difícil, pero hemos trabajado y tenemos la ilusión de hacer un buen Mundial. No será fácil, pero no imposible”, aseveró Moreno.


Catoya aclaró que la meta es “pasar de grupo” y después ir partido a partido. “Tenemos que ir progresivamente, no podemos decir que vamos a llegar lejos y que son las ‘supercampeonas’, hay que estar ubicados. Vamos contra jugadoras de corte mundial”, confesó el DT. Contra Alemania la premisa será ir con respeto, pero sin miedo y velando el juego a nivel del piso, evitando el pelotazo.
 
Top