GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com.
Con más de 70 kilogramos de carnes que estaban destinados a los desayunos y almuerzos de al menos 410 niños, cargaron delincuentes desalmados que  irrumpieron  en  la Escuela  Bolivariana Graciliano Colmenares, en Santa Eduviges de Táriba, y saquearon el refrigerador. Personal  docente, que este miércoles en la mañana llegó a la institución  para laborar como de costumbre, se encontró con la triste realidad de ver las rejas de seguridad  de  una ventana violentada, y

El hurto causó consternación entre los docentes, padres y representantes, que decidieron salir a la calle para protestar, exigiendo la presencia del alcalde Ricardo  Hernández. El hurto causó consternación entre los docentes, padres y representantes, que decidieron salir a la calle para protestar, exigiendo la presencia del alcalde Ricardo Hernández.
la nevera  completamente vacía.

Los delincuentes que irrumpieron en la institución al parecer conocían la distribución del espacio y dónde guardaban las carnes, por lo que no se descarta que sean de la misma zona, por lo que fueron directamente a lo que estaban buscando, a la cocina, entre la noche del martes  y madrugada del miércoles.

Vale acotar que, a raíz de previos hurtos, la comunidad educativa había optado por guardar en casas vecinas, en inmuebles de integrantes de la Ubch y del Consejo Comunal,  otros alimentos e insumos, pero la carne y el pollo sí tenían que permanecer allí, refrigerados.

El hecho causó tal consternación y rabia entre profesores, padres y representantes, que  optaron -como medida de protesta- por trancar la vía. Quemaron cauchos y, con pancartas en mano, exigieron la presencia del alcalde del municipio, Ricardo Hernández, quien  a media mañana no se había hecho presente.

“El pollo y la carne estaban destinados a la preparación de la comida de 410 niños, que ahora se quedaron sin desayuno y almuerzo, También estaba previsto utilizarlos en su cena navideña. Fueron aproximadamente 37  kilos de pollo  y 34 de carne rojas, con los que ahora no contamos. Nos preocupa sobremanera esta situación porque nos están llegando muy pocos insumos”, explicó Keyla García Pantaleón, coordinadora de SAE (Sistema de Alimentación Escolar), en esa institución.

“Cuando los padres y representantes llegaron se les notificó lo que había pasado, se les mostró por dónde entraron los delincuentes, y ellos decidieron salir a protestar porque estamos cansados de tantos robos, hurtos y asaltos. Las madres procesadoras, que deben llegar a las 6:00 de la mañana, también han sido víctimas de atracos. Y queremos que esto cese”, agregó García.

Dijo que “los padres y representantes advirtieron que si el alcalde Ricardo Hernández no se presentaba en la escuela a dar la cara, en lo que resta del día, mañana (hoy jueves), junto con los directores y coordinadores, trancarán la autopista. Porque a él  ya se le ha pedido que nos asigne un vigilante para la escuela y nos lo ha negado. Queremos que se hagan mesas de trabajo donde participen todas las partes interesadas en que esto se resuelva”.

“Pero, en vez de acercarse a la escuela a ver qué había pasado y de qué manera nos podía apoyar, el alcalde Hernández mandó a unos policías para que despejaran la vía, y él poder salir porque, de paso, vive cerca de la escuela.  Todos estamos  molestos  con esto, con todo lo que está pasando, tanto en nuestra institución como en otras de este municipio donde constantemente se cometen robos y hurtos. Por eso exigimos que nos asignen un vigilante, que haya más patrullaje policial, y se solvente lo de un terreno vecino, donde están construyendo, porque además de pasar por ahí a la cancha del sector, también se aprovechan para tener acceso a la escuela”, exigió García Pantaleón.

 
Top