GuidePedia

Prensa. noticiascalabozo.com.ve
La agonía por no conseguir combustible continúa en el municipio Miranda, sin embargo los últimos días se ha agudizado aún más, al punto que los usuarios deben llegar a las cinco de la mañana (o antes) e iniciar las tortuosas colas, sin saber siquiera si en las bombas hay gasolina.

Durante un  recorrido realizado por el equipo reporteril de este importante medio digital, se visualizó como de  ocho  gasolineras de la ciudad  solo una estaba surtiendo a los vehículos. Las demás estaban cerradas.

La demanda que se ha tenido en los días de escasez de combustible ha generado que la dotación dure tan solo horas. Esto por supuesto generó que las colas fueran más largas de lo normal, incluso en aquellas estaciones que no tenían gasolina, las personas optaron por permanecer en el lugar en espera de que una gandola lograra restablecer el servicio.

La estación de servicio ubicada a la salida de la carrera 12 estaba repleta de vehículos la mañana del miércoles. Algunos entrevistados señalaron que llegaron desde antes de las cinco de la mañana para poder adquirir combustible y salieron de la cola pasadas las diez.

Otros denunciaron la venta de bidones de gasolina a precios muy elevados. “Estamos aquí y nos quieren vender la garrafa de gasolina de veinte litros en dos mil bolívares, están los organismos competentes y no hacen nada, llegué desde la madrugada y estoy esperando que me vendan una garrafa para irme a la parcela”, denunció Cesar Velásquez

Por su parte Gerónimo Aponte detalló que llegó a las cinco  y eran las diez de la mañana y  todavía no había podido obtener combustible. “No sabemos qué es lo que está pasando, casi todas las estaciones de servicio están cerradas y nadie explica la razón de las fallas aparentes en el suministro de combustible” acotó.

La incertidumbre y la zozobra de no conocer la situación del combustible a nivel nacional y en la localidad ha generado malestar entre los calaboceños, especialmente entre los productores, los cuales se ven afectados gravemente, en virtud de que también el suministro de gasoil presenta fallas considerables en las últimas semanas. Mientras tanto las colas siguen siendo denominador común entre las estaciones de servicio. Durante el recorrido se constató además la presencia de efectivos de la Guardia del Pueblo en la única estación que estaba laborando hasta entrada las once de la mañana.
 
Top