GuidePedia

Opinión.  Pedro Izarra Sánchez
Carta  Pública a los Universitarios
Como merideño y como egresado de nuestra Alma Mater, me veo en la obligación de protestar de la manera más enérgica por las vejaciones institucionales de que ha sido objeto nuestra máxima casa de estudios por grupos irregulares, sin dejar a un lado las amenazas y ataques que casi a diario reciben la mayoría  de las autoridades tanto rectorales como decanales, es el momento de las definiciones y que cada una de las autoridades asuman posiciones claras y entendibles en defensa de la universidad.

No es momento de cálculos pequeños, personales y mezquinos, en una Venezuela rica pero arruinada financieramente, donde la miseria humana intenta hacerse presente en nuestros claustros académicos, no hay forma de permitir que las facultades y recintos universitarios sean asaltados con la venia de las altas autoridades del estado, que la autoridad máxima del IAHULA ordene la no entrega a los bachilleres de pre grado de los insumos mínimos para ejercer actos médicos como suturar heridas, atender partos y asistir cirugías en condición de ayudante, estas actitudes son factor de  perturbación en la formación del médico de hoy, me permito recordar que los pasantes del último año de medicina vienen a ser un apoyo muy importante ante la escasez de médicos en las salas de nuestro primer centro de salud.

Es el momento de emerger todos de la mano con nuestros principios y valores en la defensa, en primer término, de la autonomía universitaria, el respeto a las autoridades legítimamente electas, los derechos y reivindicaciones  de los estudiantes, como es el caso de la apertura de los comedores con alimentos de buena calidad y resolver lo concerniente al pasaje estudiantil, entre otras.

Ante esta situación debemos exigirle al Gobernador del estado Mérida, se aboque a garantizar la seguridad de los bienes y las personas que hacen vida en la Universidad de los Andes, al Ministerio Público y a los tribunales competentes que cumplan con su deber de aplicar las sanciones de acuerdo a las leyes vigentes que son la garantía para que la ULA retome la paz y tranquilidad que merece.

Por último todo mi apoyo al Rector Prof. Mario Bonucci, y a las demás autoridades que apoyan la verdadera autonomía universitaria, es el momento de las decisiones y de quitar la careta a quienes juegan a los dos bandos.

Atentamente.
Dr. Pedro J. Izarra Sánchez
C.I. 5.206.900

@pedroizarra
 
Top