GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
En un hecho que ha causado alarma entre los cuerpos de seguridad y en la misma comunidad, efectivos de Politáchira capturaron este domingo, en horas de la noche, en la población de San Antonio, a un hombre y una mujer que bajo amenaza de muerte le arrebataron a la madre, una niña de apenas 9 años de edad.

Así lo dio a conocer el director de Politáchira, Amador Torres, quien informó que los hechos se registraron cerca de las 8:30 de la noche en el barrio Pueblo Nuevo, donde la pareja, a bordo de una moto Empire Horse, roja, placa AB6N65M, interceptó a  madre e hija, y las sometieron con un arma blanca.

Dijo que la mujer, imaginando que se trataba de un asalto, se aferró desesperada a la infante para que no le hicieran daño, pero de manera inesperada los delincuentes le arrebataron a la pequeña jovencita de los brazos, al tiempo que le quitaron el teléfono celular para evitar que diera aviso a las autoridades policiales.

Tras apoderarse de la niña –prosiguió- abordaron nuevamente la moto y emprendieron veloz huida; mientras que la desesperada madre corrió tras ellos pidiendo auxilio, lo que llamó poderosamente la atención de las personas que, consternadas, comenzaron a contactar a las autoridades policiales.

“En ese preciso instante una comisión policial efectuaba patrullaje preventivo por la zona, y al ver a la mujer pidiendo auxilio, los alertó sobre la situación de secuestro que se acababa de presentar”, acotó.

Apuntó que en pocos minutos, comisiones motorizadas activaron el dispositivo de búsqueda en toda la zona, logrando interceptar la motocicleta con los dos adultos y la niña a bordo, siendo de inmediato rodeados, sin darles opción a huir.

“Al someterlos, a la mujer le hallaron un arma blanca, tipo cuchillo, el cual fue colectado como evidencia; mientras que la infante, bajo fuerte crisis nerviosa, fue rescatada sana y salva, y llevada a la sede policial de San Antonio, donde fue entregada a su progenitora”, recalcó.

Precisó que los dos delincuentes fueron identificados como M. Castro, venezolana, de 41 años, y L. Cárdenas, venezolano, de 53 años, quienes fueron puestos a órdenes de la Fiscalía 24 del Ministerio Público.

“Estamos investigando si estos delincuentes integran una banda binacional dedicada a la trata de personas, que llevan  niños, niñas y adolescentes a territorio colombiano para explotarlos sexualmente”, acotó.

Así mismo, están indagando sobre otras dos parejas, hombres y mujeres, que operan en Rubio y Ureña bajo la misma modalidad, atemorizando a la población con el rapto de niños y adolescentes con fines delincuenciales.

“Ya los tenemos identificados, estamos tras la pista de estos delincuentes. En conjunto con el Cicpc adelantaremos investigaciones para certificar si realmente estamos frente a un caso de trata de personas, en este caso puntual, de niños y adolescentes”, finalizó. (MB)

 
Top