GuidePedia

Prensa. voanoticias.com
En medio de protestas de la oposición en Venezuela por el intento de “golpe de estado” por parte del mismo gobierno de Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, llegó a Washington para reunirse cara a cara con el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Borges aprovechó el encuentro para agradecer al secretario Almagro por su preocupación y la solidaridad y compromiso de la mayoría de los países miembros de la OEA, quienes condenaron la continuación del agravamiento del golpe de Estado judicial que pretendía imponer “una dictadura” en Venezuela.

Según un boletín de prensa de la Asamblea Nacional de Venezuela, Borges viajó este jueves a Washington, atendiendo una invitación del secretario general de la OEA, quien había hecho el anuncio a través de su cuenta de Twitter, la noche del miércoles.

Almagro y Borges sostuvieron una larga reunión a puerta cerrada, luego de la cual el líder de la AN dijo que explicó en detalle al secretario Almagro la situación de su país, indicando que es “una crisis humanitaria donde unos tres millones de compatriotas se ven obligados a hurgar en la basura para encontrar algo qué comer, y la muerte de más de cuatro mil niños por malnutrición y enfermedades en los últimos meses”.

Borges insistió que “la opinión pública internacional no se deje confundir” por los anuncios del Gobierno y del Tribunal Supremo de Justicia, sobre enmiendas a los dos últimos fallos judiciales que desconocieron las atribuciones del parlamento venezolano. Según el boletín de la Asamblea Nacional venezolana, Borges subrayó a Almagro que: “no pedimos intervención extranjera, golpe de Estado ni violencia, sino voto y respeto a la Constitución”.

También expresó la aspiración de la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática, que obtuvo el 75% de los votos para la Asamblea Nacional, para que la OEA “siga con la presión internacional con la Carta Democrática, acompañada de un pueblo que hoy marcha en las calles de Caracas”.

Borges reiteró que el problema de Venezuela no va pasar de moda y muy por el contrario se está agravando y podría convertirse en “una enfermedad contagiosa” para los países de la región por lo que urge que se celebren elecciones.  “El único diálogo que puede haber en Venezuela es el voto”, dijo Borges, descartando cualquier acercamiento con el gobierno venezolano.

El diputado venezolano concluyó que regresaba de inmediato a Venezuela pero que pronto visitará Estados Unidos nuevamente para cumplir con una agenda institucional de la Asamblea. La Voz de América telefoneó a la Embajada venezolana en Washington tratando de conocer una reacción a la visita de Borges en la OEA pero no hubo respuesta.

 
Top