GuidePedia

Prensa. elperiodicodeldelta.com
Mantener la dieta de un discapacitado hoy en día se ha vuelto difícil, de acuerdo a lo comentado por varios padres que poseen niños con condiciones especiales. Informaron que lo que enfrentan con mayor dificultad es hallar los medicamentos, especialmente para niños en condición de autismo. Risperidona, olamzapina, haloperidol, ritalin, concerta, dextroanfetamina, abretia y diazepam son algunos de los fármacos más comunes que los médicos especialistas le recetan a quienes viven en esta condición.

Comentan que los medicamentos los deben localizar fuera de las tierras deltanas porque no los encuentran en las farmacias de Tucupita, se deben trasladar a otras ciudades, utilizar cadenas por redes sociales ofreciendo intercambios e incluso decirle a los médicos tratantes que les den varios informes y récipes para que sean enviados a Caracas, Maracaibo, Valencia u otra ciudad en la que tengan a algún familiar que pueda preguntar por estos. Aseguran que desde hace varios meses la búsqueda no ha sido positivo y que mantener a un niño sin su medicamento perjudica aún más su salud.

LA ALIMENTACIÓN
También manifestaron que continuar la dieta se ha puesto más costoso de lo que eventualmente era, pues es difícil conseguir alimentos libres de gluten y caseína en la ciudad, por lo que también, quienes pueden logran adquirirlos por otros estados a un precio elevado.

 
Top