GuidePedia

Prensa. elperiodicodeldelta.com.
Según representantes del sector salud, personal enfermero y médicos, se han vuelto el blanco de atracos en el hospital de Uracoa. Además del déficit de insumos médicos, equipos y personal especializado, los centros de salud deben enfrentarse a otros problemas por causa en la inversión de los valores y la descomposición social: la violencia e inseguridad.

Cuando llega la noche, el personal de guardia en el hospital del municipio Uracoa cierra sus puertas por la inseguridad. Cerrar las puertas que dan acceso a la emergencia, se ha convertido en su mejor estrategia para mantenerse a salvo.

7:00 de la noche es la hora en la que comienza el toque de queda impuesto por los mismos trabajadores en el nosocomio, según se puede evidenciar en la entrada principal de ese centro dispensador de salud, donde hay un papel con letras grandes que dice claramente: “En vista de la inseguridad existente se dará atención por emergencia hasta la 7:00 pm hasta nuevo aviso”. Esto como mecanismo de defensa puesto que los cuerpos policiales no han podido combatir el auge delictivo.


 
Top