GuidePedia

Prensa. elperiodicodeldelta.com
Una de las más populares ventas en la actualidad es la de las famosas “téticas”, y es que ya se ha vuelto común ir a casa de la vecina en el barrio, quien para sobrellevar la crisis invirtió para vender en su casa a mil bolívares la ¨tética¨ de azúcar, café o aceite.

Esta historia se repite a diario, es común observar la creciente cantidad de vendedores informales apostados en diferentes zonas, en especial en las cercanías del mercado municipal, adonde muchas personas acuden para tratar de resolver un poco la comida diaria, ya que es más accesible comprar una “tética” de 100 gr. que un paquete de 1Kg. de los más variados rubros que escasean en los anaqueles de los supermercados y cuyos precios son casi impagables.

Este tipo de ventas evidencian un notable retroceso en la capacidad adquisitiva del venezolano, quien se ha adaptado a comprar por raciones para el uso diario de café, leche, azúcar, arroz, entre otros alimentos.

Para quienes se dedican a este tipo de ventas, supone un negocio redondo, pues de 1 kg. obtienen 10 “téticas” de 100 gr. Ahora bien, si adquirió un kilo de azúcar en mil Bs, con la venta de 10 de estas porciones a mil Bs c/u, generaría una ganancia de 9 mil Bs, es decir, 900%, sin embargo, para quien prefiere adquirir estos productos de esta manera por no poder adquirirlo en los supermercados o no tener para pagar el precio del bachaquero supone la desventaja de no saber si pesa realmente los 100 gr., si es realmente café o está ligado con caraotas, si esa leche no está rendida con cal, si la harina no tiene tiza, o qué simplemente pueden estar vencidos o no cumplir con las medidas sanitarias para su empaquetado.

Ante este tipo de resuelve diario, muchos deltanos se preguntan ¿Es este tipo de ventas realmente la solución para el momento de crisis?, ¿Será justo reconocer que el deltano ya no puede comprar de a kilos?, o simplemente queda seguir a la expectativa de ver qué le depara el futuro a la ¨tetica¨ en nuestro estado y en nuestro país.

 
Top