GuidePedia

Opinión. Augusto Guevara            
“he ahí el principio del fin”
C. M. de Talleyrand
Es la segunda vez que  empleo éste Título para mi modesto trabajo semanal, ello debido a que, en ambos casos he carecido de información y, por tanto, he tenido que “cantar a capela”, pero con una diferencia en el día de hoy: el sábado 25 de Marzo vi  y oí a Henry contestar en ésta forma al Periodista: “si, Henry Ramos Allup se contará en las Primarias que celebrará la Oposición para seleccionar su Candidato presidencial”, y, reitera luego: “claro que me contaré en esas primarias”.-En la ocasión le acompañaba su señora esposa, Doña Diana Dagostino.-“Candidato habemus” pensé.-

Algo de Historia:
La frase del epígrafe la acuñó, como ya se dijo,  Charles Maurice de Talleyrand en el momento en que percibió un levísimo desvanecimiento del Imperio, tan leve dicho desvanecimiento que resultaba imperceptible para el común de las personas, aunque no para observador tan zahorí como el Príncipe de Benavento.-Un siglo después, dicha frase fue empleada por el Primer Ministro de la Gran Bretaña, Sir Winston Churchill cuando se percató de que el desembarco de los aliados en las Playas de Normandía fue todo un éxito, a pesar de la gran cantidad de bajas, y cuando también fue informado del avance raudo del Ejército Rojo a través de Europa del Este, presagiosos ambos hechos del  “principio del fin” del IIV Reich.-“Todo tiene su final” dice una canción y , para dicha de los venezolanos, el asunto que nos concierne ya asoma  “su final”.-

Volvamos a Venezuela:
La Oposición venezolana,  durante los días que corren, es raigalmente democrática y, por tanto, apegada a la idea de que a éste régimen lo sustituiremos sólo y sólo por la vía electoral.-Henry, con su conocida elocuencia y  en la forma contundente que ha menester en algunos casos,  lo ha dicho así: “no hay golpes buenos y golpes malos, todos los golpes de Estado son  malos”, pensando, digo yo, que todo 18 de Octubre tiene su 24 de Noviembre y que toda caída violenta de Luis XVI tiene luego su Bonaparte, aunque quienes mandan aquí carecen de los modos regios de aquél aunque si las redondeces corporales propias de la gula satisfecha con los dineros de la Nación y con los provenientes del tráfico de sustancias prohibidas.-

Con gente así se hace innecesario el empleo de métodos violentos y vamos a vencerlos con la fuerza legítima de los votos, corrigiendo un poco la frase famosa de  Talleyrand, pues ahora no se trata del principio, si no del fin mismo ya que los pronunciamientos recientes de la Organización de Estados Americanos y del Mercado Común del Sur,  el manifiesto repudio de la Comunidad Internacional y la validación de los Partidos Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y otros son hechos institucionales y políticos  determinantes de ese final que, más temprano que tarde habrá de producirse, por ello insisto:

Henry Presidente:
No por cosa baladí señalé que en la última aparición de Henry en los medios se le vió acompañado por su señora esposa.-En efecto, hace muchos años y a propósito de la declinación de su nueva aspiración presidencial por parte del Doctor Gonzalo Barrios, fue cuando un “hombre del pueblo”, muy querido por lo jóvenes de Acción Democrática, Encarnación Rivas,  me dijo: “no esté triste compañerito.-Lo que pasa es que a los venezolanos no nos gusta en la Presidencia un hombre “horro de mujer”, ni votar por alguien que haya sido derrotado anteriormente”.-

Efectivamente el Doctor Barrios era soltero y había sido vencido en el proceso anterior por el doctor Rafael Caldera, aunque en forma perfectamente discutible, dado el estrechísimo margen y ciertas “mañas” que se descubrieron  en algunos Estados.-Henry, en cambio, jamás ha sido derrotado en competencia electoral alguna.-El caso de Luis Piñerúa Ordaz se asemeja  al del doctor Barrios, aunque con la diferencia de éste sí tenía un hogar bien constituido con su esposa Doña Berenice Villarroel, pero vencido, éste sí en buena lid, por el doctor Luis Herrera Campins.-De nuevo cito a Encarnación Rivas, quien a propósito de la no repitencia de Piñerúa me dijo: “le digo de nuevo Compañerito, no se ponga triste.-

Lo que pasa es que repetir un Candidato perdedor es pavoso”.-No soy creyente de la “mabitología vernácula”, pero densos sectores de la población si lo son y esos sectores, por su condición numérica , pueden imponer una determinada situación,  y a que la escogencia de un  Presidente es cuestión de mayorías y no de  “bonituras” ni de simpatías.-Debo, para finalizar, escribir algunas cosas: Henry, como Rómulo, es un hombre culto, un Estadista, un hombre de sólida formación académica y política y, como Rómulo otra vez, un hombre valiente y esto tampoco es  cosa baladí: un cobarde no puede ser Presidente de Venezuela, pues éste país siempre –en igualdad de méritos, ha preferido al valiente.-

Véanse si no los casos de José Antonio Páez y de Rómulo Betancourt.-Henry, en fin, sabrá lidiar con  las crisis, porque hay que decirlo en plural, la crisis económica, no es más grave que la social, ni la de la salud es inferior a la moral.-Es una crisis múltiple que requiere a un hombre de habilidades y virtudes múltiples y Henry es ese hombre, pues el momento no es para errar.-Tampoco el momento es para satisfacer apetencias personales o partidistas ni para complacer vanidades.-Es la hora de Venezuela y de su gente.-Vamos pués.-
 
Top