GuidePedia

Prensa. Senderos de Apure.net.
Especial. Ana Luisa Montoya.
Realizado satisfactoriamente con elevada motivación y compromiso de continuar conversando sobre los Trastornos del Espectro Autista T.E.A. hasta que todos sepan sus signos de alerta para la detección temprana, importancia para la detección temprana con diagnóstico certero y oportuno, aportes de la Teoría de Integración Sensorial para el desarrollo de habilidades más allá de los cinco sentidos básicos Aristotélicos : vista, oído, tacto, gusto y olfato.

No hay una única forma lógica de definir los sentidos Jean Ayres (1979), desde la Teoría de Integración Sensorial plantea la integración de todos los sentidos porque "Todos los niños nacen con la capacidad de organizar la información que captan a través de sus sentidos y la transforman en experiencias que determinan su relación con el mundo inmediato". El sentido del tacto se integra con dos sentidos internos planteados por Ayres y denominados propiocepción dado por la conciencia de dónde están situadas las partes de nuestro cuerpo, gracias a unos receptores en nuestros músculos conocidos como husos neuromusculares, que comunican al cerebro la longitud y la capacidad de estiramiento y resistencia de los músculos.

El otro sentido es el sistema vestibular que se encuentra en el interior del oído lleno de fluidos y nos permite mantener el equilibrio y la sensación de cómo cambia la posición de tu cuerpo en relación a la gravedad.
En algunos casos del espectro autista (TEA) y en otros Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD)se detectan disfunciones en el proceso de integración sensorial: en el que las palabras y las ideas son insuficientes para que el cerebro organice eficazmente los estímulos que percibe lo cual genera "problemas de conducta"; tales como hiperactividad, irritabilidad, ansiedad, dificultad para relacionarse o retraso en el desarrollo de algunas actividades motoras e intelectuales de movimiento y expresarse verbalmente.

Estas habilidades y destrezas sociales, emocionales y de comunicación con signos que en pocas ocasiones son comprendidos por sus padres, maestros y sociedad; en virtud que ellos tienen distintas maneras de aprender, prestar atención o reaccionar ante las diversas situaciones socioculturales. Algunos de esos signos comienzan durante la niñez temprana y por lo general, duran toda la vida y es con la intervención y aplicación de terapias ocupacionales o físicas, con la comprensión y formación de los padres y maestros, el niño tendrá la posibilidad de corregir estos "problemas" y llevar una vida normal, permitiendole mejorar el procesamiento de integración sensorial lo cual permite que las sensaciones se registren y desarrollen de manera afectiva para producir respuestas adaptativas y organización del comportamiento acordes al ambiente familiar, escolar y comunitario en que se desempeña el niño.

Es por ello que nuestra querida directora Luzmerce Carolina Loreto de Santana y el personal institucional de la Escuela de Educación Inicial Pequeños Creativos y Fundapsicac Apure en sus acciones integradas de PEIC, razón social de la escuela, para la inclusión y atención individualizada de niños con necesidades educativas especiales con participación de las familias e instituciones, línea de investigación articulación familia, escuela, comunidad; han convocado el taller Hablemos de Autismo, donde se ha resaltado la detección temprana, el diagnóstico a tiempo y la intervención oportuna para crear experiencias reales en función del desarrollo de habilidades, destrezas físicas, sociales, interactivas, comunicativas, emocionales y cooperativas que generen un alto nivel de integración y funcionamiento de niños, familias, docentes y aumentar la calidad del aprendizaje.

Las instituciones de apoyo a la EEI Pequeños Creativos, para esta importante e interesante actividad formativa como escuela de familias son UPEL Coordinación General IMPM Apure, Centro para el Neurodesarrollo del Niño Venezolano, Fundación Psicoeducativa Creativos en Acción y las familias de nuestros pequeños creativos que cada día crean concienciación sobre el espectro autista y la Integración sensorial se fortalecen como institución familiar para detectar problemas de integración sensorial, determinar conjuntamente con el pediatra, psicólogo, neuropediatra, terapista ocupacional; la severidad de éstos, entender cómo funciona la terapia de integración sensorial y así compartir las estrategias y cuidados del niño en el hogar, escuela y comunidad.


De las reflexiones de este taller se recomienda la detección temprana, intervención efectiva, ayudar a otras familias, interaccionar en actividades sociales, cumpleaños y muy especialmente la visita tres veces a la semana a los parques de la comunidad para que les ayude con los diversos equipos a los movimientos de altura, deslizamientos, trepar, girar y acciones diversas que van a permitir la plasticidad cerebral para percibir información, control del ambiente y el propio cuerpo, seguridad gravital, autoestima que van a permitir un aprendizaje más social más divertido y con mayor desempeño para jugar, crecer y aprender juntos en amor, paz y armonía.
 
Top