GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
San Antonio.- La presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio, Isabel Castillo, afirmó que “cada día la población fronteriza está más castigada,  pues a los problemas que ya se venían presentando como el desabastecimiento de productos de primera necesidad y la devaluación del bolívar, ahora se suma la falta de combustible en las diferentes estaciones de servicio”.

“La vida en la frontera cada vez es más complicada. El desabastecimiento de alimentos ahora alcanza también a la carne y el pollo, y de los víveres ni se diga. No llega gasolina y los servicios básicos como el aseo urbano cada vez son más defectuosos”.

Refirió que  en las pocas estaciones de servicio que llega combustible hay un colapso,  lo cual se presta para  irregularidades y discrecionalidad del funcionario de turno. Las vías de comunicación  colapsan, no porque haya intercambio comercial o se haya incrementado la actividad comercial en la zona, sino por las excesivas colas de vehículos para  surtir  combustible  en las pocas bombas a las que llega.

Castillo pidió a las autoridades de Pdvsa que regularicen el suministro de combustible para las estaciones de servicio de la frontera, porque de lo contrario ocurrirá lo que pasaba tiempo atrás  cuando  los conductores  hacían cola dos o tres días para poder abastecer sus vehículos.

En el ámbito comercial, la presidenta de la Cámara señaló que las calles del área comercial de San Antonio están vacías porque los establecimientos no tienen nada que vender y los que tienen algún inventario trabajan con cierto nerviosismo, debido a  los saqueos  y destrozos que  se presentaron la semana antepasada en los locales de un conocido centro comercial ubicado en la entrada a la población.

“Lo que estamos viendo son vitrinas vacías para evitar saqueos; nosotros no estamos de acuerdo con los saqueos porque el saqueo es un robo. Con saqueos y robos no vamos a llegar a ningún sitio, al contrario, agrava la crisis por la cual está pasando no solamente la frontera sino todo el país”, afirmó.

La vocera igualmente señaló que en el comercio hay nerviosismo; y por ello cuando en San Antonio se han realizado algunas marchas, los comerciantes han cerrado los establecimientos por prevención.

Todo ello ha contribuido a que el área comercial de San Antonio se observe bastante  desolada. “Lo único que vemos es gente de la tercera edad haciendo cola en las agencias bancarias porque se está pagando la pensión. También hay que señalar que de los 128 mil 400 bolívares que llegaron a los pensionados, en algunos bancos solo están pagando 25 mil  y otros solo 10 mil bolívares. La discriminación es total en todos los sectores”, recalcó finalmente.

José G. Hernández

 
Top