GuidePedia

Prensa. Vía: ramos.oglis19@gmail.com
No guardamos ni guardaremos silencio frente al sufrimiento material, al que es sometida la sociedad venezolana.
La grave situación por la que atraviesa el país es una expresión de la crisis civilizatoria del capital financiero internacional que en su afán de crecimiento económico ilimitado amenaza la vida en el planeta.

Esta crisis que vivimos en Venezuela tiene como principal causa el agotamiento del modelo rentista minero (petróleo, oro, cobre, etc.) que marcó la dinámica nacional durante un siglo. Dicho agotamiento se vio acelerado entre otras cosas por dos grandes razones: por un lado la caída de los precios del petróleo por la saturación del mercado petrolero internacional y por el otro la apropiación inescrupulosa de la renta por parte la clase dirigente del país, entiéndase MUD-PSUV, lo cual a su vez derivo en altísimos niveles de corrupción en todos los espacios de la sociedad venezolana.

Hay que destacar que esta crisis también es producto de la decadencia, inconsecuencia y complicidad de los falsos progresismos latinoamericanos del siglo XXI que han hecho concesiones a los capitales nacionales y al capital trasnacional bajo el abrigo de un saturado, confuso y oscurecedor discurso antiimperialista y anticapitalista que ha venido liquidando las esperanzas de liberación de los pueblos del continente.

Una de las causas por las que hoy los trabajadores, trabajadoras y sociedad en general nos encontramos en este callejón es la clausura de los espacios de participación ciudadana y la dictadura que la derecha unificada, (MUD-PSUV-MILITARES-IGLESIA CATOLICA) le ha impuesto a las luchas populares, criminalizando todas las posiciones disidentes que cuestionan su actual pacto bipartidista cuya engañosa disputa es por la administración de la renta petrolera y no por la mejora de las degradantes condiciones de vida de la mayoría que vive única y exclusivamente de su trabajo.

Queremos rechazar categóricamente las acciones demagógicas de quienes hoy se pelean por ocupar o mantener la silla presidencial pues no son portadores de las necesidades más sentidas de quienes honradamente vivimos de nuestro trabajo: escasos y costosos alimentos y medicinas, salarios de hambre e inseguridad.

Además estamos convencidos y convencidas de la urgente necesidad de consolidar una nueva referencia política,  es decir, un movimiento social amplio que exprese las verdaderas aspiraciones y necesidades sentidas del hombre y la mujer venezolana.

¡NI ASAMBLEA NI MIRAFLORES!
¡NI OEA NI HAMBRE!
Organizaciones firmantes:
Movimiento Voces
Voces Antiimperialistas
Frente Nacional Comunal Simón Bolívar
Colectivo Trabajadores en Revolución
Movimiento Nacional Campesino Pedro Pérez Delgado
Colectivo Pueblo Rebelde
Frente Nacional de Trabajadores Universitarios
Corriente agraria Nicomedes Abreu
Marea Socialista
Colectivo Catabre

Partido Revolucionario del Trabajo PRT
 
Top