GuidePedia

Prensa. EFE.
Alarma internacional. El gobierno de los Estados Unidos no tardó en pronunciarse sobre la operación entre el Banco Central de Venezuela (BCV) y la firma estadounidense Goldman Sachs. Este martes 30 de mayo, un alto cargo del Departamento de Estado calificó de “altamente problemática” la compra de bonos de Pdvsa por parte del banco de inversiones, ya que representa una “potencial ilegitimidad” por haber sido efectuada sin la aprobación de la Asamblea Nacional.

“Claramente, hay preocupación en las mentes de todos los que están mirando para realizar este tipo de compras de deuda hoy, es altamente problemática”, aseguró a EFE un funcionario que prefirió no revelar su identidad.

Los bonos fueron emitidos por Pdvsa en 2014 y el BCV los adquirió en octubre de ese mismo año. Pese a estar valorados en 2.800 millones de dólares, Goldman Sachs pagó 31 céntimos por dólar, es decir, unos 865 millones. La transacción se efectuó con 69% de descuento y se estima que si Caracas cumple con el pago, el banco de inversión de Wall Street obtendría unos beneficios cercanos al 40%.

Tras darse a conocer la operación, el presidente de la AN, Julio Borges, escribió una carta al jefe ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, en donde le advierte sobre la posible nulidad de la compra por no haber pasado primero por la aprobación del Parlamento.

“Venezuela y su futuro Gobierno democrático no olvidará donde estuvo Goldman Sachs cuando le tocó decidir”, afirmó Borges en la misiva enviada el pasado lunes, 29 de mayo.

La firma también se defendió del rechazo de los opositores y aseguró que invirtió “en bonos de Pdvsa porque, como muchos otros en este sector, creemos que la situación en ese país tiene que mejorar con el tiempo”.

A su vez, el banco explicó que los bonos fueron comprados en mercados secundarios a través de un bróker (corredor) y que en ningún momento se negoció con el gobierno de Venezuela directamente.
 
Top