GuidePedia

Prensa. efectococuyo.com.
Era un estudiante más. Yibram Saab Fornino, hijo del Defensor del Pueblo, pasaba desapercibido. Llevaba puesta una gorra negra y su morral a cuestas. Junto a él, sus compañeros de clase se plantaron en la autopista Petare-Guarenas, en la entrada de la Universidad Metropolitana (Unimet) para protestar por los caídos.

“A Juan Pernalete y Armando (Cañizales) les trancaron sus vías para el futuro” se leía en una de las pancartas que encabezaba la tranca estudiantil.  “Disculpa si mi protesta tranca tu vía, tu indiferencia tranca mi futuro”, decía otra. El joven Saab se mantenía en uno de los canales de la autopista donde permaneció hasta que se acabó la protesta. Pese a la polémica que generó la carta abierta a su padre, el Defensor, el joven no dudó en responder que seguirá protestando en las calles.

El frente estudiantil, sólo cedió en dos ocasiones: la primera para dejar pasar a un camionero que aseguraba tenía una emergencia médica y la segunda para dejar pasar a un motorizado que llevaba una niña inmovilizaba por yesos en sus piernas. Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) custodiaron la tranca que se extendió por más de una hora sin que se registraran hechos violentos ni represión.

Una de las personas que quedó “atrapada” en su carro respaldó la protesta, aunque opinó que el cierre debió ser parcial y en uno de los canales una persona se bajó de uno de los autobuses para unirse a la manifestación. “Tenemos que combinar el conocimiento con la calle”, expresó el presidente de la federación de centro de estudiantes de la Unimet Samuel Díaz.

 
Top