GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
La caída del precio del bolívar pareciera ser  indetenible, pues este jueves en la mayoría de las casas de cambio de la localidad colombiana de La Parada lo cotizaban a razón de 0,54  pesos, mientras que en otras,  cerca del mediodía,  fijaban el precio de 0,53 pesos por moneda venezolana.

Para la venta,  el precio era de 0,58 pesos por bolívar. La drástica devaluación empieza a incidir en el movimiento de compradores venezolanos hacia  la frontera colombina,  ya que  la afluencia  de gente atravesando los puentes  internacionales  Simón Bolívar y  Francisco de Paula Santander no es tan  numerosa  como en semanas  anteriores.  Con la pérdida del valor del bolívar  los productos colombianos se encarecen para los venezolanos, y no resulta tan rentable comprar al otro  lado de la frontera.

La causa de la  devaluación de la moneda venezolana, según los cambistas de la frontera, es la subida del dólar libre, que de acuerdo  con ellos este jueves superó la barrera de los cinco mil bolívares por divisa norteamericana.  Como es sabido, en el mercado cambiario de la frontera colombiana  la tasa de cambio bolívar-peso se desprende del valor del dólar libre que indican fuentes no oficiales.

Sin embargo,  la realidad  es que en el mercado cambio fronterizo el bolívar cada día vale menos  y los  venezolanos que  pasan diariamente a comprar productos alimenticios, de higiene, medicinas y otras mercaderías,  ven  disminuido  su poder adquisitivo. “Ya casi no se puede  comprar porque el bolívar  está  muy barato”,   dijo un  hombre  mientras  regresaba a San Antonio  procedente del  comercio de La Parada con una bolsa  donde traía  algunos paquetes de arroz,  azúcar  y harina de  maíz.

Algunos productos alimenticios  ya cuestan menos en el mercado “bachaquero” venezolano  que en el lado colombiano. Los efectos de la caída del bolívar se comienzan a sentir del lado colombiano,   pues  ya  no pareciera  tan numerosa  la afluencia de personas  atravesando los puentes  internacionales,  así como su presencia en el comercio de la localidad colombiana de La Parada,   donde  comerciantes  formales  e informales también  señalan que las ventas caen  a medida que pierde  valor la  moneda  venezolana.

Los cambistas de La Parada, por su parte,  optan  por comprar  bolívares a primeras horas de la mañana,   pero a partir de las 10 am, aproximadamente, muchos se abstienen de hacerlo  argumento que  debido a la inestabilidad,  el precio tiende a bajar. La disposición a la baja se mantiene en la  tarde. Pareciera ser  un patrón que se aplica  en el mercado cambiario,  sin saber en qué está fundamentado.
José Gregorio Hernández

 
Top