GuidePedia

Prensa. Lider.
Lo que no se hizo en 120 minutos se resolvió desde el punto penal. La selección chilena avanzó a la definición de la Copa Confederaciones luego de ganar desde el punto penal a Portugal, en un compromiso que finalizó empatado sin goles. Claudio Bravo se vistió de héroe para los australes, tapando los tres tiros que ejecutó la selección europea, a cambio de tres anotaciones de los campeones de América.

Luego de unas primeras aproximaciones provenientes del ataque portugués, fue Chile la selección que contó con la primera jugada de peligro, gracias a una asistencia de Alexis Sánchez a Eduardo Vargas para que este último quedara mano a mano con Rui Patricio, duelo de la esférica tras el disparo raso. Segundos después, fue Claudio Bravo el puesto a prueba. El guardameta austral llegó a tiempo para tapar el remate de André Silva, habilitado por Cristiano Ronaldo.

Otros protagonistas aparecían: Charles Aránguiz, Arturo Vidal, Bernardo Silva y André Gomes. Las oncenas intentaban agitar las redes con espacios de tiempo que inclinaban la cancha hacia un lugar y hacia otro. Un frentazo de Vidal representó la primea acción clara en el complemento. Corría el minuto 54 cuando el del Bayern Munich conectó de cabeza un centro de Jean Beausejour, balón que salió sobre el arco portugués.

El volante tenía cada vez más peso, demostrándolo con un fuerte tiro poco después de la hora de juego. CR7 la tuvo de cabeza a cinco minutos del final. El del Real Madrid, de a ratos opacado, inquietó la meta roja, pero sin éxito. Entre contadas ocasiones y mucho roce, la primera semifinal se iba a la prórroga. El suplementario tuvo como hecho a destacar una acción en el área sobre Francisco Silva, jugada donde recibió falta, pero que el principal desestimó. A segundos de los penales, Vidal estrelló un remate en el poste.
 
Top