GuidePedia

Prensa. efectococuyo.com
Nicmer Evans, Gabriela Ramírez y Miguel Rodríguez Torres son algunos de los chavistas que se han deslindado del Presidente Nicolás Maduro y que ahora apuestan al surgimiento de nuevos liderazgos políticos para promover la despolarización y la verdadera paz en Venezuela.

Estas tres figuras exrojitas, junto a otro grupo de críticos del sistema, creen que se debe conformar una comisión conciliadora que facilite el diálogo entre el Psuv y la MUD, pero que también se incluya a otros dirigentes políticos y sociales para consensuar la solución a la crisis que atraviesa el país.

Este martes 6, de junio, organizaron un foro donde también estuvieron Ana Elisa Osorio, Enrique Ochoa Antich, Saverio Vivas, Mireya Losada, Reinaldo Quijada, Manuel Isidro Molina y Gustavo Márquez y analizaron la situación actual del país enmarcada en la violencia y la polarización.

“Este proceso de crisis política, económica, social, cultural, ética y estructural podría llevarse entre cuatro y 21 años en solventarse y rescatar el tejido social del país”, consideró Losada, psicóloga social y profesora de la UCV, quien agregó que existen grandes retos en el futuro mediano para mitigar la polarización que ha afectado hasta a los “no polarizados”.

Rodríguez Torres fue enfático en afirmar que hay una necesidad de nuevas voces políticas que “es necesario lograr un liderazgo que rompa con todos los prejuicios. Los lideres de ahorita están desgastados y por eso tienen que surgir unos nuevos para conducir a Venezuela hacia un país vivible”.

De la oposición descontenta también surgieron voces en este foro. Segundo Meléndez, presidente del MAS, sostuvo que “la polarización ha impedido el encuentro y el diálogo entre los ciudadanos. La búsqueda de soluciones corresponde a todos los venezolanos, no a una parte”.

Ratificó que se ha reunido con algunos dirigentes opositores y del Gobierno cuyas opiniones coinciden, pero cuando comienzan a concretar encuentros políticos se niegan a hablar con el contrario. “Hace más de cinco años asumimos como política el combate a la polarización, el diálogo, el acuerdo y la conciliación a los problemas”, agregó.

El dirigente de Marea Socialista, Nicmer Evans, adelantó que van a conformar una comisión promotora de la paz, que estará integrada por “factores políticos despolarizados, para entablar espacios de diálogo”. Esta coalición podría incluir al padre Arturo Sosa, a quien se le pedirá su participación. Evans considera que el próximo 30 de julio podrían anunciarse los resultados de estos encuentros, que podría integrar a dirigentes del Gobierno y de la oposición que quieran sumarse.

 
Top