GuidePedia

Opinión. Wilson Gallardo.
Apure es el fiel reflejo del país. Gobernantes incapaces, desidia, corrupción, no funcionan los servicios públicos, desempleo, escuelas y hospitales en estado deplorable, no alcanza el salario, escasez, entre muchos otros males que conducen al peor de todos: la pobreza. Somos el segundo estado del país en pobreza crítica y el primero en pobreza extrema. Miente quien diga que hay progreso con este gobierno que ya lleva 18 años.

La peor consecuencia de la pobreza es la falta de expectativas. La gente entra en anomia y hay pocos sueños individuales y colectivos; se pierde esa capacidad de anhelar un mejor futuro y Chávez y Maduro han sido unos maestros en eso de bajarle las expectativas a la población. Producto de la cruel represión y la persecución contra quienes reciben prestaciones de instituciones públicas, la gente siente miedo. Y es que este gobierno da temor. Pensar que Maduro y sus huestes pueden seguir en el poder varios años más da miedo; un país cuyas autoridades ejecutivas están señaladas de narcotráfico y corrupción da pavor. Una nación donde la protesta se paga con la vida de jóvenes es cruel e inhumano.

Pero no todo está perdido. Estoy seguro que miles de apureños están dispuestos a dar la pelea por un mejor mañana. Vivimos en un estado con un potencial inmenso. Los principales acuíferos del país están en nuestras tierras, miles de hectáreas cultivables, ríos y una población joven. Podemos diversificar cultivos, mejorar la genética de la ganadería, convertirnos en un gran centro de agro negocios del sur de Venezuela.

Estos sueños sólo son posibles con un nuevo gobierno nacional, estatal y locales. Las actuales autoridades representan la pobreza y el miedo. La libertad es la puerta de la esperanza. Iniciar un periódico en estos tiempos es una gran apuesta por la libertad. Creemos en el progreso, en la iniciativa privada, en la capacidad productiva de la gente y sobre todo en la JUSTICIA. Venezuela saldrá de esta pesadilla con la ayuda de Dios y el esfuerzo de todos. La esperanza de un pueblo no muere por decreto de un autócrata ni por las armas de un general. La esperanza está en ti, en tus manos, en tu iniciativa y voluntad. NotiSur es parte de esa esperanza.

Dr. Wilson Gallardo Lamuño.
 
Top