GuidePedia

Opinión. Héctor Ignacio Escandell Marcano.
El pitazo inicial puso punto final a una larga espera. En lo más oscuro de la madrugada dos jarras de café habían hecho su trabajo. Mientras la mayoría duerme, desde la ventana puedo ver varios televisores encendidos y, seguramente, otros tantos unas cuadras más allá. A miles de kilómetros suena el Gloria al Bravo Pueblo. Once chamos se alinean y respiran profundo porque están ante el compromiso más importante de sus vidas. Quizás, el más importante que lleguen a jugar varios de ellos.

Todo un país a expensas de sus chamos.
Por estos días, la juventud venezolana es inspiración, -no solo en las canchas- sino en las calles donde se juega mucho más que un pase a semifinales. Para muchos, lo que está en riesgo es la libertad, la democracia y la dignidad. 

Esta semana que hoy cierra, estuvo marcada por una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que causó piquiňa a muchos abogados, entre ellos a la Fiscal General. ¿Qué significa la sentencia 378?

La Fiscal sigue denunciando lo que considera una clara y grotesca violación a la Constitución. ¿Desde cuándo perdió vigencia la democracia participativa?, preguntó Luisa Ortega Díaz. 

¿Cuál es la diferencia entre iniciativa y convocatoria? También le consultó al TSJ. Esperamos la respuesta.

También, en estos días apareció el Defensor del Pueblo, Tarek decidió salir de Twitter y hablarle al país. Su declaración, aunque poco contundente, dejó en evidencia la violación de Derechos Humanos durante las protestas.

Hay que salir de las redes sociales más a menudo Tarek William Saab.

Mientras tanto, los chamos se fueron al descanso dominando “al imperio” y hasta con un gol anulado por las nuevas tecnologías del fútbol.

Ya son más de las tres de la madrugada y por mi casa camina un perro, solo, ladrándole a la calle, quizás, temiendo a su sombra.

A trocha y mocha la constituyente va. Pienso en lo vulnerable que es nuestra Constitución y en que cada presidente pudiera ajustarla según sus gustos.

Miro el televisor y Venezuela sigue dominando pero no marca, la pelota no quiere entrar. Así como hay gente que no comprende el terremoto en el que estamos metidos.

Desde la banda, el técnico de los chamos grita y trata de darle ánimo a todo un equipo que está dejando el alma en la cancha.

Se acabó el tiempo reglamentario y vamos a prórroga. Definitivamente lo nuestro es sufrir hasta el final, hasta la última gota de sudor.

Yo sigo pensando en las motos que el sábado en la maňana acecharon a los poquitos manifestantes de oposición -en su mayoría mujeres-. Los vi lanzar bombas lacrimógenas en la avenida Victoria sin ningún tipo de necesidad.

Después apareció el Sebin. Me fui.

El país se juega muchísimo en las próximas semanas. La calle sigue prendida y algunos parecieran estar pidiendo tiempo.

¡Goooooooooollll!, ¡Por fin Dios mio! Gol de Venezuela en la prórroga. Peňaranda, al fin -creo que desperté a los vecinos-.

A medida que pasa el tiempo, los venezolanos nos estamos acostumbrando a sufrir. Como en este juego. No es justo.

Ojalá, que esta nación sea como estos chamos vinotinto. Sufren pero al final terminan ganando.

El resultado final es 2×1 y seguimos con vida en el mundial. Ahora toca esperar por un rival y el próximo jueves seguramente volveremos a gritar de alegría. Ojalá.

Ya son más de las cuatro de la maňana. Habrá que descansar porque la semana promete. ¿Habrá o no habrá referendo?, ¿Responderá o no el TSJ a la Fiscal General?, ¿Seguirán los chavistas pronunciándose en contra de la constituyente? Ya veremos.

Por ahora, a disfrutar las alegrías y las muestras de compromiso que nos da la juventud. En las calles y en las canchas.

Total, soňar no cuesta nada.

PD: La sub 20 consiguió el más importante logro en la historia de nuestro fútbol en un mundial. Gracias panitas.

Héctor Ignacio Escandell Marcano

 
Top