GuidePedia

Prensa. @el_interes
El Comité de Auditoría de Rusia confirmó que el gobierno de Venezuela no ha podido hacer los pagos de deuda por 950 millones de dólares a esa nación. Debido al incumplimiento, el comité se vio obligado a enmendar el presupuesto ruso para este año.

Esta semana se conoció que el gobierno de Nicolás Maduro no ha podido cumplir con sus obligaciones de deuda con Rusia. De acuerdo a lo informado por el Comité de Auditoría de ese país, se ejecutó una enmienda al presupuesto por 53.900 millones de rublos (unos 950 millones de dólares), debido al retraso en el pago.

Ambas naciones acordaron el Protocolo intergubernamental ruso-venezolano en septiembre de 2016 con el cual se realizó una renegociación de Venezuela a Rusia. Esta fue además, la segunda reestructuración de la deuda, la primera de las cuales tuvo lugar en septiembre de 2014.

Según el Protocolo de 2016, Venezuela había utilizado 2.800 millones de dólares y empezó a quedar en mora en 2015.

En un reporte del diario Latin American Herald Tribune, se publica el Protocolo de 2016, en ella se destaca que Rusia y Venezuela acordaron reestructurar la deuda venezolana de 2.840 millones de dólares, con un nuevo calendario de pagos de $530 millones entre 2019-2021. Los otros $2.200 millones de la deuda debían ser pagados por Venezuela dentro de cinco años, y el primer pago debía ser el 31 de marzo de 2017. La acción del Comité de Auditoría sugiere que Venezuela no hizo ni siquiera el pago renegociado correspondiente a marzo.

Los documentos obtenidos por el diario se señala que Rusia prestó a Venezuela $4.000 millones en diciembre de 2011 para financiar el suministro de productos industriales desde esa nación, principalmente productos de defensa, incluyendo 92 tanques T-72, 24 Sukhoi, sistemas de misiles antiaéreos S-300, helicópteros de combate de 35m, 20 helicópteros multiusos Mi-17-1B, 3 helicópteros de transporte Mi-26T, además de rifles Kalishnikov.

El Protocolo de septiembre de 2016 enumera la causa del incumplimiento de Venezuela como una “crisis de liquidez”.

Según los documentos, Venezuela pagó regularmente el préstamo hasta 2015. “El cumplimiento de las obligaciones se produjo con éxito.No hay pasivos vencidos por intereses o para el pago del principal de la deuda sobre el préstamo”, informó el viceministro de Finanzas, Sergei Storchak al Comité de Auditoría.

Sin embargo, Storchak informó que la situación cambió el 31 de marzo de 2016, cuando Venezuela no pagó $265 millones en la deuda principal. En septiembre de 2016, Rusia volvió a reestructurar la deuda venezolana, posponiendo $530 millones debido a una “crisis de liquidez” en Venezuela y a “relaciones amistosas” entre los dos estados.


El 31 de marzo de 2017, Venezuela debía pagar a Rusia un pago semestral de $362 millones en reembolso de capital, pero de la nota explicativa a las enmiendas al presupuesto, parece que Venezuela no lo ha hecho.
 
Top