GuidePedia

Prensa. Efecto. Cocuyo.com
Aglomerados en la recepción del Ministerio Público (MP), en Parque Carabobo, centenares de trabajadores de la institución, empapados de sudor, interrumpían con aplausos y consignas de apoyo las palabras de la fiscal Luisa Ortega Díaz, quien este lunes, 19 de junio, emitió nuevamente declaraciones que la distancian del Gobierno del presidente Maduro y de la convocatoria a Constituyente hecha por el Ejecutivo nacional.

“LOD Lara está presente”, “#No a la Constituyente”, “Podrán quitarnos todo, pero nunca la verdad”, “No tenemos miedo”, “La Constituyente no es la solución, es el problema” y “Los fiscales no se venden”, son algunos de los mensajes contenidos en las pancartas mostradas por los trabajadores. prensa les costó ubicarse en un lugar adecuado para hacer la cobertura, pues el hall estaba repleto de personas que lucían gorras y franelas del MP y llevaban colgado al pecho el carnet que los identificaba como funcionarios.

Desde el interior de la institución salió la fiscal Ortega Díaz, más serena que en otras oportunidades y sin papeles en mano que evidenciaran su falta de pulso. Solo traía la Constitución, a la cual, dijo, “tenemos que aferrarnos”. En esta oportunidad no suministró información novedosa sobre la situación de conflicto que vive el país, aunque señaló que la reciente actuación de funcionarios de seguridad del Estado contra las residencias Los Verdes, en El Paraíso, “no está apegada a derecho”.

A través de su discurso, reiteró la serie de señalamientos que ha venido haciendo en las últimas semanas. Sus palabras, cargadas de frases empáticas, arrancaron aplausos entre los presentes.  “Te apoyamos, Luisa, te apoyamos”, o “Apoyo a la Fiscal”, fueron algunas de las consignas gritadas a viva voz.

Agradeció el apoyo recibido, reconoció que el país está en una crisis, exhortó a no caer en provocaciones, a actuar apegados a la Constitución y a la ley. “El país necesita paz, entendimiento, que las personas actúen con sensatez. No puede ser que todos los días nos encontremos con una tarima desde donde se invita a la agresión del otro”, dijo.

“Vamos a demostrar lo honorable que somos los que trabajamos en el Ministerio Público. La mayoría de los venezolanos son gentes honorables, trabajadores, honestos y sinceros. El venezolano lo que quiere es paz, andar tranquilo en el Metro y que no lo atraquen, andar tranquilamente comprando pan y encontrar el pan, y también quiere que sus instituciones le den respuestas”, dijo la Fiscal en medio de expresiones de apoyo.

Destacó el derecho que tienen los venezolanos a “ser consultados en temas que son de trascendencia para el país”. Así reiteró su posición de que se haga un referendo consultivo sobre la Constituyente.

Cuando la titular del MP asomó la posibilidad de irse en algún momento, porque la Fiscalía no le pertenece, los presentes manifestaron, a una sola voz, su desacuerdo con esta posibilidad. Durante sus declaraciones, la Fiscal estuvo acompañada, entre otros, por el vicefiscal general, Rafael González, quien ratificó su apoyo a Ortega y dijo que continuarán trabajando hasta que se logre “retomar el hilo constitucional”.

Mientras esto sucedía dentro de la sede principal del Ministerio Público, desde una tarima que lleva días instalada en las adyacencias de la estación de Metro Parque Carabobo se emitían, por medio de equipos de sonido, constantes mensajes contra la Fiscal y de los trabajadores de la institución.

“Fiscal fascista”, “Asesinos”, “Justicia”, “Cobardes”, “Vendidos”, “Vayan a trabajar, que para eso les pagan”, “Traidores”, “Vendepatria” eran algunas de las consignas que se podían escuchar mientras la Fiscal daba sus declaraciones.

Antes de terminar sus palabras, la Fiscal sugirió a los trabajadores retirarse en grupos para evitar ser agredidos. Pero afuera el escenario estaba servido para la confrontación. Los motorizados que iban llegando frente al despacho de Ortega Díaz eran recibidos con aplausos desde la tarima roja.

Poco a poco, los simpatizantes del Gobierno se fueron acercando al grupo de trabajadores que apoyaban a la Fiscal. Entonces, se produjeron insultos y empujones que los encargados de la seguridad del MP intentaron impedir.

A pesar de que la confrontación era previsible, no había en el lugar presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ni de funcionarios de la policía del municipio Libertador, que impidiera el choque entre ambos grupos.

Un oficial trajeado de verde oliva hizo acto de presencia en medio del altercado. Los trabajadores, al verlo, comenzaron a exigir la presencia de efectivos de seguridad que garantizaran la integridad de los trabajadores. Ante los insultos y agresiones de los simpatizantes del Gobierno, los trabajadores del Ministerio Público decidieron entrar al edificio o retirarse del lugar.

Luego de que los simpatizantes de la Fiscal se retiraron, en la tarima roja comenzó un concierto de hip hop. En medio del canto se podía escuchar al animador: “Ya no hay ninguno. El pueblo los hizo correr. Victoria popular. Las calles son del pueblo, no de la oligarquía”.

Liliana Álvarez, simpatizante del Gobierno, en compañía de varios hombres y mujeres vestidos de rojo, se mantuvo siempre cerca de las puertas del MP. “¿Por qué no salieron todos ustedes cuando quemaron misión vivienda”, gritaba a los trabajadores del MP.

“Seguimos resteados, rodilla en tierra, apoyando a la revolución. Es mejor que se vayan de aquí, porque le vamos a caer a palos”, señalaba alterada Rosibel Chirinos, también simpatizante del Gobierno.

El politólogo Nicmer Evans, miembro de Marea Socialista, asistió a la actividad en respaldo a la Fiscal General de la República. “La gente ya rompió el cerco del temor, y está entregada a la defensa de la Constitución porque es la defensa de todos los venezolanos, es la defensa de la decencia fundamental de la democracia participativa y protagónica”.

A juicio de Evans, la mayoría de los que asistió a esta actividad “son chavistas, y sin embargo estamos acá defendiendo la Constitución, ante un Gobierno que se dice chavista pero que está violando la Constitución”.

 
Top