GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
La alianza opisitora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció este miércoles un Gobierno de Unidad Nacional destinado a concretar un “proyecto de reconstrucción nacional” tras la eventual salida del poder de Nicolás Maduro.

Henry Ramos Allup, vocero de la MUD, anunció la característica de este proyecto de gobierno que definido como “amplio, pluralista e incluyente”, en momentos en los que la oposición emprende una “hora cero” para hacer frente a la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el presidente Nicolás Maduro para fundar un modelo de Estado comunal.

La cabeza del gobierno de unidad nacional será elegida a través de elecciones primarias nacionales, dice el acuerdo de los partidos opositores, y el candidato seleccionado “renunciará expresamente a su derecho de reelección inmediata”. El compromiso, reza el comunicado, es que ninguna de las organizaciones que lo firman aspiren o acepten la hegemonía dentro del gobierno.

La alianza promete que al alcanzar el poder gobernará “con los mejores, los más capacitados y con quienes hayan demostrado mayor vocación de servicio, mayor sensibilidad social y un profundo patriotismo”.

Lo primero en la agenda determinada pro la MUD es la aplicación de un “plan de atención inmediata a la crisis humanitaria”, que tendrá especial énfasis en el acceso a la alimentación el abastecimiento y la resolución de la escasez de medicamentos, para dar respuesta al descontento popular.

Además aseguran que aplicarán un plan efectivo para atacar el problema de la inseguridad y la violencia, que incluirá la “depuración” de los cuerpos policiales y la Guardia Nacional, el desarme de grupos paramilitaes y la atención sistemática a los sectores que causan violencia.

“Nos comprometemos con la Unidad. Eso es un valor esencial. Solo nadie puede”, apuntó Ramos Allup. “Se asume la unidad de las fuerzas políticas democráticas como necesarias para la estabilidad y gobernabilidad de los próximos gobiernos”.

Para ello, la MUD se convertirá en un gran frente social donde se representará a todos los sectores del país, “incluso los que hoy adversan la necesidad de cambio, siempre que lo hayan hecho con apego a la ley”. El respeto de los derechos de quienes piensan distinto es otra de las promesas de la MUD.

“A diferencia de lo que es práctica habitual en esta dictadura, nunca habrá retaliación ni discriminación contra quienes simpaticen con áreas distintas al gobierno de unidad y les serán respetados todos sus derechos políticos”.


El programa común se dedicará en primer lugar a la atención de la emergencia social, luego a la estabilización del país bajo un nuevo modelo económico y por último la disposición del avance material para alcanzar el desarrollo.

Para la consolidación de su proyecto, la oposición convoca a funcionarios actuales o a exfuncionarios a participar en la “reconstrucción de Venezuela”, y advierte que el próximo gobierno será de naturaleza civil, como lo establece la constitución.

“Nos comprometemos a la recuperación del prestigio, independencia e institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional, como garante de la soberanía e instrumento neutral”, leyó Allup. El objetivo, dijo, es lograr una “FAN fuerte, constitucional, querida y respetada por todo el país”.

El acuerdo plantea la continuidad de los funcionarios cuyos cargos hayan sido asignados conforme a la norma y cuyos períodos no se hayan vencido, y la remoción y renovación de aquellos puestos desde los que se hayan cometido graves delitos contra los venezolanos, la Constitución que hayan obstaculizado el derecho de expresión a través de elecciones.

La MUD hizo esta propuesta tres días después de una consulta popular en la que participaron más de 7 millones de personas para manifestar su desacuerdo con la conformación de la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Maduro.
LEER COMPROMISO:
 
Top