GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
Cinco homicidios se perpetraron en tres municipios del estado Táchira, en diferentes circunstancias, hechos que están siendo investigados por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc, adscritos a estas jurisdicciones.
De un primer asesinato, ocurrido tal vez dos o tres días antes, se conoció que fue descubierto este viernes, en la tarde, en el municipio García de Hevia.

Degollado
Hacia las 4:30 de la tarde, funcionarios de la PNB, que fueron notificados de la presencia de un cadáver en el camellón 2 del sector Castellón, carretera Norte-Sur, acudieron al sitio para verificar la información, encontrando efectivamente, en la zona boscosa, el cuerpo de un hombre, al que le apreciaron una herida en el cuello.

Adicionalmente, además de haber sido degollado, evidenciaron los uniformados que había sido atado de manos, puesto que en ambas muñecas aún tenía pedazos de cabuya.

La franela que vestía estaba desgarrada, desprovisto de calzado, y solo tenía una bermuda color naranja.

Al arribar al lugar la comisión del Cicpc-La Fría y revisar el cuerpo, no le hallaron ningún documento de identidad; presumen que el crimen tenía poco tiempo de haberse cometido, se estaba empezando a descomponer, y por ello fue trasladado a la morgue del Cementerio Municipal de San Cristóbal, donde más tarde familiares lo identificaron como Wilber Edmundo Silva García, de 18 años de edad, residenciado en la calle 10 con carrera 20 del barrio Las Delicias, quien laboraba como peón en una finca de la zona.

Por “robacable”
El hallazgo de otro hombre asesinado, sin identificar hasta el momento, se hizo el mismo viernes, casi a la misma hora que el anterior, esta vez en la zona sur del estado.

Lo describieron las autoridades como de unos 40 años de edad, vestía pantalón jeans azul, franelilla verde con gris, y zapatos oscuros de corte alto.

Lo que llamó la atención, sobre todo de los efectivos de Politáchira, que fueron los primeros en llegar a la escena del crimen, en plena vía pública de la carrera 9 de El Piñal, frente a la sede del IUT, fue que el cuerpo se hallaba sobre un gran rollo de cable de fibra óptica, que luego fue colectado como evidencia. Así como un trozo de cartulina, junto al cadáver, en el que se leía “Por robacable”, elemento de interés criminalístico que también fue incautado como evidencia.

Al hombre le apreciaron cuatro tiros en el rostro; al parecer ninguno de los vecinos lo conocía, pero por las evidencias colectadas en el lugar, los investigadores infieren que alguien tomó la justicia por mano propia.
Triple homicidio en Ureña

Mientras que este sábado, en la madrugada, se conoció de un triple homicidio en la población de Ureña.
Las víctimas, tres hombres que minutos después de la medianoche del viernes salían de una pizzería de la avenida Intercomunal.

De acuerdo con lo que se pudo indagar al respecto, unos sujetos motorizados pasaron a las 12:30 de la noche de este sábado por el frente de la pizzería La Primera, sacaron armas de fuego y dispararon contra los tres hombres, sin darles oportunidad de nada.

Como consecuencia, dos fallecieron al instante, mientras que el deceso del tercero se produjo tiempo después, en razón que todos fueron abaleados en la cabeza.

Quedaron identificados como: Franyer David Castro Moreno, de 18 años de edad; José Horacio Aguilar Boada, colombiano, de 43 años; y Dubiel Leonardo Lázaro, de 28 años de edad.

Los cadáveres fueron trasladados este sábado en la mañana a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, por funcionarios de la subdelegación Ureña, que de inmediato dieron inicio a las investigaciones que permitan esclarecer el triple crimen y lograr la identidad de los asesinos.
(MB).

 
Top