GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
Monseñor Mario de Valle Moronta Rodríguez, obispo de la Diócesis del Táchira, celebrará este martes, 15 de agosto, a las 11:00 de la mañana, la misa pontifical en honor a Nuestra Señora de la Consolación de Táriba, la patrona del Táchira. La diócesis invita a la procesión que todos los años acompaña a la Virgen, la cual empezará a las seis de la mañana en la Catedral de San Cristóbal y llegará al atrio de la Basílica de Táriba.

El presbítero José Bourelli Arellano, párroco rector de la Basílica, quien invitó a los devotos a dar testimonio de los milagros y bendiciones que reciben de la Virgen de la Consolación, habló de la devoción en ese día. Recordó que los devotos viven las romerías, peregrinaciones y festividades en honor a la Virgen, en cuyo día central, el 15 de agosto, se celebra la misa pontifical en el atrio de la Basílica de Nuestra Señora de la Consolación de Táriba.

Indicó que la preparación a la festividad en honor  a la “Reina y madre de los tachirenses” comenzó con la procesión de la imagen peregrina de la Virgen de la Consolación por las parroquias del Arciprestazgo Santa María, catequesis, administración de los sacramentos, y el rezo de la novena a la Madre de Dios. Este sábado fue la bendición de los niños en la Basílica, con el obispo, quien celebró la eucaristía, los presentó a la Virgen de la Consolación y rezó por ellos.

Bourelli Arellano informó que la serenata parroquial en honor a la Virgen de la Consolación será hoy domingo, a las ocho de la noche, en la Basílica, actividad coordinada por el Coro Litúrgico “Nuestra Señora de la Consolación”; el lunes efectuarán la serenata cultural, a partir de las ocho de la noche, en el atrio del templo.

Dijo que el martes 15, solemnidad de la Asunción de la Virgen y festividad de Nuestra Señora de la Consolación, las celebraciones de la “misas privilegiadas de indulgencia” comenzarán a las doce del mediodía, cada hora, hasta las tres de la madrugada, cuando la imagen de la Virgen de la Consolación será llevada  en carroza, custodiada, hasta la Catedral de San Cristóbal. (MSV)

 
Top