GuidePedia

Prensa. EFE.
La representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, afirmó hoy que la toma de posesión de la Asamblea Constituyente en Venezuela y la destitución de la fiscal general, Luisa Ortega, dificultan la “vuelta pacífica al orden democrático”.

“La investidura de la Asamblea Constituyente y sus primeras acciones, incluyendo la remoción de Luisa Ortega de su puesto en el Ministerio Público, han debilitado más las perspectivas de una vuelta pacífica al orden democrático en Venezuela”, destacó una portavoz de Mogherini en un comunicado.

También “ha incrementado la polarización de una sociedad ya dividida”, lamentó.

La portavoz insistió en que “no hay alternativa al respeto de las instituciones legítimas, a la separación de poderes y al derecho de los ciudadanos a expresar libremente su opinión política”.

“El Gobierno de Venezuela tiene la responsabilidad de garantizar el respeto de la Constitución venezolana”, enfatizó, y reiteró que la UE “llama a todos los actores en Venezuela a trabajar por instalar la confianza necesaria para una solución negociada de la crisis institucional”.

Pidió además al presidente Nicolás Maduro que “libere urgentemente a todos los prisioneros políticos y garantice el respeto del Estado de Derecho y los derechos humanos”.

La UE, destacó, “seguirá trabajando con todos los socios, nacionales e internacionales, para garantizar un apoyo adecuado a un retorno no violento al orden democrático y una solución a los apuros económicos y sociales” en los que se encuentra el pueblo venezolano.

Maduro defendió este domingo que la decisión de la Asamblea Constituyente de remover a la fiscal general era “necesaria”, al tiempo que defendió la legalidad del órgano que reescribirá la Carta Magna venezolana. Las protestas de la oposición a Maduro que comenzaron en abril pasado han causado la muerte de al menos 120 personas. EFE

La instalación de la asamblea constituyente y sus primeras actuaciones, incluyendo la remoción de Luisa Ortega de su cargo como Fiscal General, han debilitado aún más las posibilidades de un retorno pacífico al orden democrático en Venezuela, contrariamente a las recientes afirmaciones de que la paz y la democracia se verían beneficiados. Ello también ha aumentado la polarización de una sociedad ya dividida.

La UE recuerda que no existen alternativas al respeto de las instituciones legítimas, a la separación de poderes y al respeto de los derechos de los ciudadanos de expresar libremente sus opiniones políticas. El gobierno venezolano tiene la responsabilidad de garantizar el respeto de la Constitución de Venezuela. La UE reitera su llamado a todos los actores en Venezuela a trabajar en pro de la implantación de la confianza necesaria para el logro de una solución negociada a la crisis institucional.

Esperamos que el gobierno de Venezuela libere urgentemente a todos los presos políticos y asegure el respeto del estado de derecho y de los derechos humanos. La UE continuará trabajando con todos los partícipes -nacionales e internacionales- para asegurar el apoyo adecuado a un retorno no violento al orden democrático y la solución de la situación económica y social del pueblo venezolano.
 
Top