GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
Aunque  manifestó  el apoyo  a iniciativas como las tiendas comerciales activadas por la  Gobernación del estado Táchira, en el marco de la Zona Económica Especial Fronteriza,  el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Ureña, Isidoro Teres,  expresó que “debe haber más  claridad en el basamento jurídico de ese proyecto”.

“Apoyamos esa  iniciativa porque va a favor del desarrollo  y engrandecimiento del eje  fronterizo,  pero sin el basamento  legal es muy difícil”, dijo.  Teres agregó que la activación de las tiendas de  la ciudadela comercial, dentro de la Zona Económica Especial Fronteriza, “es un proyecto de la Gobernación, de vieja  data, que viene impulsado por el actual gobernador desde el principio de su mandato y hasta ahora lo que se ha hecho es trabajar sobre  posibilidades”.

Recordó que el decreto-ley que creó la Zona Económica Especial Fronteriza Ureña-San Antonio, que data de diciembre de 2014, contempla la figura de la Ciudadela Comercial, pero no se ha activado. “Aquí lo que se busca con la activación de las tiendas es establecer ya en funcionamiento una parte de esa ley,  lo cual es un poco complicado porque no hay un sustento  jurídico que ampare esa figura en este momento legalmente”.

Añadió que ahí es donde está la tranca, pues jurídicamente no hay nada establecido. “Lo único que hay es el aval de la  Gobernación del estado.  No se conoce  el fundamento jurídico para eso. Es una figura que va a recibir ingresos en monedas extranjeras, pero tampoco se conoce que haya un régimen cambiario especial vigente. Sabemos que está en el proyecto, pero no tenemos conocimiento que exista un fundamento jurídico que lo avale”, expresó.

Según su criterio, “se pueden debatir muchas cosas,  pero mientras no esté en las manos del inversionista,  industrial o comerciante, el basamento legal, será difícil concretar el funcionamiento”.

El vocero del  gremio de industriales y comerciantes de Ureña  dijo que se debe entender que una cosa es la Zona Económica Especial Fronteriza, aprobada por decreto ley de 2014, y otra el proyecto de la Gobernación sobre el tema. “Son dos cosas diferentes.  La primera no tiene todavía la puesta en funcionamiento porque no se ha nombrado el Consejo Gestor, y la segunda, que es un proyecto de la Gobernación que supuestamente está en funcionamiento, pero no se conoce el basamento legal  para que eso sea una realidad”.

Asimismo, destacó  que se ha planteado que  los empresarios  puedan vender los productos en divisas, pero cómo  hacen para el manejo de esas divisas. Se  ha dicho que a través de una casa de cambio se va a poder recibir la divisa, pero tampoco está claro si lo que recaude  esa casa de cambio por medio de la venta de unas tarjetas especiales electrónicas que el comprador adquiriría, va a quedar en poder de la casa de cambio o esas divisas se las van a trasladar a los comercios que estén acogidos a ese régimen de Zona Económica Especial.

“Eso también se debe aclarar porque, si después el comerciante se mete en eso, al final lo que le van a decir es ‘mire señor, usted no va a recibir ni pesos ni dólares, sino bolívares’, lo cual puede  ser frustrante.  Hay mucha inquietud y debe  haber más claridad”, añadió.

Finalmente, señaló que el proyecto promovido por la Gobernación no debe tener limitación en cuanto a un número determinado de empresas participantes. Debe ser una figura de aplicación general para todas las actividades económicas que se puedan ajustar a lo que dicte el reglamento. No debe haber limitación, precisó.
José G. Hernández

 
Top