GuidePedia

El preso político Carlos Andrés García murió el domingo 17 de septiembre como consecuencia de un Accidente Cerebro Vascular (ACV) que sufrió en el mes de agosto estando recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin),
Prensa.  El Impulso. Por Lorena Quintanilla Muñoz
García, concejal de Guasdualito (Apure), fue detenido en diciembre de 2016, tras un allanamiento en su vivienda. Primero Justicia, partido al que pertenecía, publicó en su cuenta de Twitter que el edil fue apresado ilegalmente por los cuerpos de seguridad. Presuntamente se le ‘sembró’ una suma de dinero en efectivo.

PJ también publicó que a su militante se le prestó atención médica tardía y que la medida cautelar de casa por cárcel otorgada días antes de su muerte nunca se ejecutó. Asimismo, responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro de la muerte del concejal.

Este suceso prendió las alarmas. La vida de 540 presos políticos corre peligro. Buena parte vive su presidio en condiciones infrahumanas. Las denuncias de los familiares se multiplican a través de las redes sociales.

“Se violan a diario los artículos 25, 26 y 49 de la Constitución de la República”, sostiene el abogado Manuel Virgüez, director de la ONG Movimiento Vinotinto.

Los presos políticos enfermos son numerosos, ha habido casos de gran angustia, entre estos el del magistrado Ángel Zerpa. También se destacan el caso del general Ángel Vivas y el general Raúl Isaías Baduel.

No solo en Ramo Verde, el Sebin de Plaza Venezuela o en el Helicoide hay presos políticos en condiciones infrahumanas. En la cárcel de El Dorado (Bolívar) varios estudiantes de la UPEL detenidos en el marco de las protestas ciudadanas son víctimas del paludismo, apunta Virgüez.

Son públicos y notorios los casos de los presos políticos enfermos: Efraín Ortega, general Ángel Vivas, Pedro Mauri, coronel José Games Bustamante, Juan Miguel de Sousa, general Ozwaldo Hernández, Rolman Rojas, Andres Martínez, José Saldivia, Jimmy Torres, Juan Carlos Caguaripano, Oswaldo García, Grégori Sanabria, Luis Rafael Colmenares, Delson Guarate, Gilber Caro, Kelvin Rojas, Abraham Quiros, Carlos Graffe, Alfredo Ramos, Daniel Ceballos, Raúl Isaías Baduel, Wilmer Azuaje, Enyer Matute, Antonio Garbi, Lorent Saleh, Gabriel Valles, Ronny Navarro, Vilca Fernández, Renzo Pietro, Efraín Vásquez, Yon Goicoechea y Vasco Da Costa.

Tiene boleta de excarcelación
El diputado ante el Consejo Legislativo del estado Bolívar, Wilmer Azuaje, ni siquiera ha sido presentado, incluso, se le otorgó una medida menos gravosa (arresto domiciliario), pero el director del Sebin Helicoide no ha querido acatar la orden.

Según los familiares Azuaje ha perdió peso, ha recibido golpes y no se le ha prestado el tratamiento adecuado para sanar las golpizas. Cuando ha sufrido descompensaciones tampoco se le ha trasladado oportunamente a los centros médicos. Está preso desde mayo.
Enyer Matute (estudiante de la UPEL-Maracay) está recluido en la cárcel de El Dorado. Sus familiares han denunciado que es víctima del brote de paludismo que trajo consigo el desbordamiento de la represa El Güri y que ha afectado al estado Bolívar.

“El sector penitenciario no ha escapado a ese brote. Hemos documentado que los familiares de Matute han solicitado el traslado efectivo”.

El entrevistado considera que el gobierno nacional se ensaña contra los presos políticos lo que deviene en muerte, tal y como pasó con Carlos Andrés García.

“En otros casos, como lo que se observa en El Dorado, la desidia que existe en todo el sistema público tanto sanitario como penitenciario, repercute seriamente en los venezolanos presos por razones políticas. La salud de estas personas se ve menguada”.

El magistrado Ángel Zerpa fue beneficiado a tiempo con medida de presentación. Prácticamente el único.

“Presentó un cuadro gástrico bastante delicado. Hasta hace poco el Sebin decidió acatar la orden de imponerle una medida menos gravosa”.

Expone que en el caso del general Vivas sus familiares también han denunciado el deterioro de su salud.

“Sabemos que no se ha podido determinar en qué grado se ha deteriorado su salud por lo cual le exigimos a las autoridades abocarse a una pronta asistencia. Lo que también exigimos para los otros presos políticos recluidos en el Helicoide”.

Paludismo
Antonio Garbi y José Saldivia, estudiantes detenidos en El Dorado que también contrajeron el virus del paludismo.

“Todo esto es grave. El cuadro que vienen presentando los presos políticos es muy delicado y creemos que cuanto antes deben otorgárseles una medida cautelar, tal y como pasó con Antonio Ledezma, Iván Simonovis y Leopoldo López”.

Añade que los presos que están en penitenciarías en zonas más apartadas como Sebin Plaza Venezuela o Sebin Helicoide “viven prácticamente en cajas negras, donde no se sabe qué pasa dentro”.

Ramo Verde es otra caja negra, dice el abogado, quien añade que es muy difícil conocer las condiciones de vida y de salud de los presos que están allí dentro.

“Ramo Verde está en una zona templada, la temperatura en las noches puede bajar hasta 15º, originando un frío pronunciado y eso repercute en la salud de los reos”.

Lamentablemente, prosigue, la muerte del concejal Carlos Andrés García marca un terrible precedente que ciertamente marca un antes y un después. Ni el gobierno, ni los funcionarios que no actuaron a tiempo pueden zafarse de su responsabilidad.

Por otra parte, Virgüez rechaza la decisión del TSJ, ente que prohíbe a la oposición hacer algún comentario acerca del caso Ángel Zerpa.

“Mañana probablemente prohíban que los familiares lloren por sus seres queridos presos, heridos o asesinados. Rechazamos esa sentencia y exhortamos a las autoridades a velar por la vida de los presos políticos”.

A propósito de la mesa de diálogo que reanudaron gobierno y oposición el abogado exige a los actores de la MUD que no dejen de tener entre las peticiones (la cual no es negociable) la libertad para los presos políticos.

Se conoce de estos casos por que los familiares han denunciado y hecho visibles los mismos pero seguramente hay muchos presos en terribles condiciones de salud.

“La saña es recurrente así como la vulneración del acceso a la salud para los detenidos en general pero cuando se trata de presos políticos es mucho peor. Esta situación por parte del Gobierno nacional de vulnerar el derecho a la salud es lo que se denomina un castigo ejemplarizante para callar a la disidencia y la gente se inhiba de cometer cualquier acción contraria a los intereses del gobierno”.

El activista por los derechos humanos exhorta al Ministerio del Poder Popular para los Asuntos Penitenciarios, Defensoría del Pueblo, Fiscalía de Régimen Penitenciario, fiscalías de derechos fundamentales, la comisión de política interior de la Asamblea Nacional, entre otros organismos a asistir todos los casos de presos políticos en graves condiciones de salud y encarcelamiento infrahumano.

Acota que la situación venezolana aplica para crímenes de lesa humanidad.

Alfredo Ramos
El abogado Manuel Virgüez recordó que en reiteradas ocasiones los familiares de Ramos han denunciado las crisis hipertensivas del mandatario local.

Carmen de Ramos expuso que el alcalde habría contraído problemas estomacales producto de la contaminación que hay en el Helicoide, por lo cual se deshidrató. Aunado a esto, tiene dos meses sin ver la luz del sol.

Daniel Antequera, diputado ante la Asamblea Nacional y secretario general de La Causa R expresó recientemente que sufren de cerca los rigores del encarcelamiento injusto de Alfredo Ramos.

“Esa situación (Carlos García) podría repetirse, no solo con Alfredo, sino con cada uno de los presos políticos y presos comunes porque la situación real de los centros penitenciarios es terrible: hay difteria, paludismo, sarna”, denunció.

Prohibido olvidar
Franklin Brito decidió someterse a una larga huelga de hambre luego de que
el Estado le arrebatara, sin derecho a réplica, las tierras de su trabajo. Humillado, desposeído y burlado, murió tras 7 años de lucha sin que nadie atendiera su reclamo.
Murió el 30 de agosto de 2010, seis días antes de cumplir 50 años.

Permaneció 260 días en el Hospital Militar, desde el 13 de diciembre de 2009, cuando fue sacado de la sede de la OEA y llevado al citado centro de salud contra su voluntad, sin obtener justicia: pese a las sucesivas promesas oficiales, no logró obtener propiedad del terreno.

El capitán de la Aviación Rodolfo González, conocido como “El Aviador”, fue también preso político del régimen. González fue hallado ahorcado en su celda el 13 de marzo de 2015. El lamentable suicidio se dio luego de que le fuera confirmado que él, así como otros detenidos, que serían trasladados a cárceles de alta peligrosidad del país, en su caso, Yaré. “El Aviador” (63) fue detenido en abril de 2014 por funcionarios del Sebin y por el testimonio anónimo de un ‘patriota cooperante’.

Fuente: abcdelasemana.com

 
Top