GuidePedia

Venezuela, país que ostenta de contar con las mayores reservas de petróleo del mundo, se está quedando sin gasolina, en un fenómeno que ilustra el gradual colapso de la industria petrolera bajo la administración del régimen de Nicolás Maduro y el impacto que comienzan a tener las sanciones aplicadas por Estados Unidos.
Prensa. El Nuevo Herald. Antonio María Delgado.
Expertos dijeron que la situación, de prolongarse por un tiempo, podría acentuar aún más el ya extenso descontento de la población y propiciar un recrudecimiento de las masivas protestas que sacudió al país en el segundo trimestre.

“El gobierno debe estar moviéndose con toda la rapidez posible para subsanar este problema”, que es potencialmente muy peligroso, “por la protesta popular que puede venir”, dijo el experto petrolero Gustavo Coronel, ex integrante del directorio de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“Sin gasolina, el país va a tener un problema político de primer orden. Es un país que ya está sentado en un polvorín debido a los muy serios problemas de escasez por los que atraviesa y si la escasez de gasolina se acentúa, yo creo que puede haber una revuelta popular”, aseveró Coronel desde el estado de Virginia.

La falta de gasolina tiene el potencial de paralizar totalmente la economía del país y agudizar aún más la ya pronunciada escasez de alimentos, dijo. Según informes de prensa local, los venezolanos se están viendo obligados a pasar horas dentro de sus vehículos haciendo fila para tratar de conseguir combustible, llegando a pasar horas esperando su turno en las estaciones de servicio. En muchas de las ocasiones, los conductores hacen fila sin saber si podrán ser atendidos.

“No tenemos ninguna información, no sabemos qué está pasando con esta situación. Uno está a la deriva sin saber cuándo hay o cuando no”, manifestó Luis Salazar, quien trataba de obtener combustible en una estación de servicio en la ciudad sureña de San Félix. “Estoy en la cola desde las 5:30 de la mañana, porque ayer (miércoles) estuve en una y no pude echar porque se acabó”, agregó en declaraciones publicadas por el Diario de Guayana.

El que la aguda escasez de productos que ya padecen los venezolanos se haya extendido hasta los combustibles luce como una gran ironía en un país que dice tener bajo el suelo el 20% de las reservas mundiales de crudo, unos 296,000 millones de barriles, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

 
Top