GuidePedia

Prensa. Lider.
Cuando la presente temporada de las Grandes Ligas se inició, la mayoría de las 30 organizaciones tenían sus equipos ya estructurados y los nombres de José Martínez, Germán Márquez y José Pirela no calificaban en la planificación estelar de sus respectivas novenas. Sin embargo, sobre la base de trabajo y esfuerzo, el trío de venezolanos se ha consolidado como piezas importantes a tan solo dos semanas de culminar la ronda regular.

Cada uno de los criollos aguardó paciente su oportunidad y, con el pasar de las jornadas, fueron demostrando que poseen las herramientas y cualidades necesarias para aportar a sus conjuntos.

“Cafecito” fue el único de los tres nativos en comenzar la campaña en el róster de Grandes Ligas. El jardinero tuvo un spring training de ensueño para así arropar su chance y conforme fue tomando turnos, se fue ganando un puesto en los Cardenales de San Luis, donde ha disputado 95 compromisos, bateando para .314, con 13 jonrones y 40 impulsadas.

Además, el nativo de La Guaira ha venido de menos a más, tomando en cuenta que antes del Juego de Estrellas disparó .280, mientras que en la segunda mitad liga .351. Incluso, se ha ganado el respeto del mánager Mike Matheny, quien lo ha utilizado en 22 juegos como cuarto bate, su mayor número de apariciones en cualquier orden del lineup.

Por su parte, Márquez fue subido a finales del primer mes de zafra para reforzar el pitcheo abridor de los Rockies de Colorado. El diestro hizo su debut del 2017 el 25 de abril, cuando cargó con la derrota. Aún así, el serpentinero criollo siguió como abridor, al punto de ganar cuatro decisiones seguidas en los meses de mayo y julio, para llegar a la jornada de hoy con récord de 10-7 y efectividad de 4.41, ponchando a 137 rivales en 145 entradas lanzadas.

Sumado a esto, el capitalino tiene una gran oportunidad de conformar la rotación de los Rockies en caso de llegar a postemporada, tomando en cuenta el dominio que ha demostrado en varios tramos de la temporada.

Y para Pirela, el llamado a los Padres de San Diego no llegó sino hasta principios de junio. El “Águila Negra” desde entonces ha sido uno de los bateadores más calientes de la tropa religiosa, al ligar .288 con 25 dobles, 10 bambinazos, 40 fletadas y 43 anotadas en 82 cotejos, resaltando también la versatilidad que posee el oriundo de Valera, quien ha cubierto cinco posiciones (primera, segunda, tercera, y los jardines izquierdo y derecho).

Además, Jesús Aguilar y Carlos Asuaje también se han ganado un lugar en el big show. Aguilar ha sido un bateador oportuno al conectar 14 estacazos y remolcar 47 rayitas. Mientras que Asuaje ha ofrecido seguridad defensiva, al solo cometer dos errores en 71 partidos como camarero.

Y es que cada uno de los venezolanos se ha adueñado de su oportunidad en 2017, demostrando que son dignos merecedores de ser bigleaguers. El derecho Henderson Álvarez volverá abrir un encuentro desde el 2015. El venezolano de los Filis de Filadelfia retará hoy a los Atléticos de Oakland, que tendrán en la loma a Sean Manaea. En 2015, Álvarez dejó récord de 0-4 con 6.45 de efectividad en cuatro presentaciones.
 
Top