GuidePedia

Prensa. Voluntad Popular / José Miguel Pazos
El dirigente del Movimiento Agroalimentario de Voluntad Popular, Pedro Pablo Alcantara, denunció junto al ingeniero agrónomo Orlando Martínez que las cosechas de maíz existentes en el país sirven para garantizar la harina de maíz precocida hasta diciembre. En ese sentido, advirtió que la escasez de este producto y la naturaleza hiperinflacionaria de la economía venezolana podrían llevar a una hambruna en el 2018.

“Vemos con preocupación cómo la dramática reducción de la producción agrícola asoma la posibilidad de una hambruna durante el año que viene. Porque observamos cómo mientras los precios de la carne se hacen inasequibles para los venezolanos nuestras reservas de maíz y arroz se están agotando, solo el 20% de las haciendas siguen funcionando y nuestra producción solo puede garantizar la arepa hasta diciembre. Todo esto en cuanto tenemos un régimen que intenta aplicar modelos fracasados  sobre la economía y por eso la solución pasa a través del voto”.

Oliveros destacó que hasta la fecha el régimen de Nicolás Maduro ha expropiado aproximadamente 5.000.000 de hectáreas que ahora no son productivas, en la misma medida que la inseguridad jurídica ha ahuyentado a los inversores internales. “Nosotros tenemos un gran capital humano, pero ninguna economía puede ser productiva sin la inversión internacional y esta solo llegará cuando haya seguridad para sus capitales. Por ejemplo, en este lugar debería estar con nosotros nuestro compañero Jhoender Jiménez, responsable nacional del Movimiento Agroalimentario, tuvo que quedarse en su hacienda para evitar que el hampa siga robándose su cosecha de maíz”.

El experto agrónomo aseguró que la única forma de evitar la hambruna es con la ayuda internacional y con una transformación en las formas de producción. “La dictadura sigue empecinada en usar modelos fracasados y en negarse a la ayuda internacional. Por eso invitamos a todos los productores, agricultores y consumidores a ejercer su derecho al voto; porque la solución pasa por un cambio de gobierno a nivel nacional y regional.

Pero lo más preocupante es la precariedad de las cosechas de arroz y maíz, lo que hipoteca nuestra seguridad alimentaria en el futuro. Nosotros creemos que la solución pasa por el voto, porque requerimos de unas autoridades que entiendan la necesidad de un libre mercado, de seguridad jurídica para nuestros productores, que si el hampa sigue robando nuestras cosechas los productos no llegarán a la mesa de los venezolanos. Los invitamos a todos a ejercer el derecho al voto, porque la solución pasa por el cambio de gobierno a nivel nacional y regional. No puedo decir cuánto tardaremos, pero será pronto porque en Venezuela tenemos capital humano de gran calidad".

Ambos dirigentes del Movimiento Agroalimentario pidieron que “este 15 de octubre tenemos que votar por los candidatos de la alternativa democrática. Así que les pedimos a todos los venezolanos que voten abajo y en el centro, por la tarjeta de Voluntad Popular”, puntualizaron.
 
Top