GuidePedia

Prensa. Notisur-
Los municipios San Fernando y Biruaca presentaron durante la semana desabastecimiento en el combustible, apreciándose, en las diversas estaciones de servicio, largas colas de vehículos para llenar el tanque de gasolina. Esta situación se ha reiterado en las últimas semanas, llegando a normalizarse por pocos días y luego vuelve a presentarse la falta de combustible, sin que exista una explicación oficial del porqué de esta irregularidad.

Aparentemente, el problema no es exclusivo del estado Apure, sino que otras regiones del país comienzan a padecer la falta de combustible, siendo el caso más emblemático el del estado Nueva Esparta. Especialistas en la materia, como José Toro Hardy, ex directivo de Pdvsa, han expresado que el gobierno nacional dejó de invertir en el mantenimiento de las instalaciones petroleras y bajó la producción del crudo, situación que perjudica la distribución de combustible.

Medios nacionales han reseñado que un barco que traía insumos para la refinación de la gasolina no pudo atracar en tierras venezolanas porque no le habían cancelado.
Por parte del Gobierno Nacional ni de la Estatal Petrolera se ha emitido un pronunciamiento sobre este tema, que es evidente en varios estados del país donde las colas para abastecer de combustible se hacen cada vez más largas.

Talento venezolano para exportar
Ya era un hecho: Me iba del país. El procedimiento no sería fácil. Trámites por aquí, tramites por allá, todo por un futuro mejor. En Venezuela, ya no podía vivir tranquilo. Cada día era más y más pobre. Cada día me sentía más vulnerable frente al hampa y además, hace tiempo había dejado de confiar en las autoridades.

Con mi familia aproveché la oportunidad de comprar los pasajes. En un golpe de suerte los pudimos adquirir en bolívares. La sobrevivencia en la que se sumerge Venezuela, ya no la soportaba. Nos hemos vuelto cazadores de comida, sin recreación, sin poder comprar algo tan básico como un pantalón o una camisa. En este país te alimentas o te vistes.

Al principio era un poco engorroso el procedimiento. Averiguar todos los papeles que necesitaba y discriminar sobre lo que me llevaba en la maleta. Es difícil poder identificar qué sirve y qué no cuando cada cosa de tu casa tiene una historia. Saber desprenderse de las que “sobran” no fue, no es, ni será tarea fácil.

Dejar una vida entera me parecía sorprendente. Significaba dejar mis raíces. Pero pronto fue sucediendo: Primero se fue mi mamá con mi hermana. Ese día en el aeropuerto vi cómo familias se despedían de sus seres queridos. Momentos que reflejaban un poco la realidad que estaba viviendo al despedirme de mi hermana y mamá.

Ahora pasaría un tiempo sin ellas, viviendo con mi papá. Antes de poder irme necesitaba solventar unas cosas de mi perra. Dejarla no sería una opción. Tuve que resolver muchos problemas con el papeleo y a la vez poder encargarme de mis otros asuntos en la vida. Fueron meses de bastantes trámites y estrés. Una de mis preocupaciones era que no me quitaran nada en la aduana.

En estos momentos estoy culminando mi carrera y antes de hacer el viaje definitivo para Ecuador tengo que ir y venir un par de veces más. El primer viaje fue para llevar a mi perra, debo reconocer que al regresar a Venezuela se sentía más extraño. Mi casa ya no era la misma. Se sentía más solitaria.


Dejar algunas amistades valiosas me entristece. No sé si podré verlas algún día, más allá de un mensaje, foto o video. Irse es una gran lección para el desapego. Incluso no me quería involucrar mucho en un romance, eso significaba enredar más el asunto.  Mi plan es poder estar para el día de la graduación. Pero si soy sincero no sé si pueda regresar.
 
Top