GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
El alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, quien actualmente se encuentra exiliado, afirmó en el Parlamento Global de Alcaldes que en Venezuela ya no se puede hablar de democracia. En su gira por Noruega, Smolansky denunció el asecho de la dictadura de Nicolás Maduro contra los alcaldes venezolanos que forman parte de la Unidad Democrática.

“Desde las elecciones municipales del 2013, han destituido a 12 alcaldes de la Unidad que han sido inhabilitados políticos; exiliados y presos de conciencia. En mi país las personas están muriendo de hambre, mueren por falta de medicamentos, el hampa y la violencia política. Es por eso que en Venezuela ya no se puede hablar de democracia”, expresó.

“Hoy, en mi país dos de tres personas solo pueden comer tres veces al día, la escasez de medicamentos ha puesto en riesgo la salud de todos los venezolanos, incluso miles han muerto por no conseguirlos y los asesinados por el hampa solo se pueden comparar a un país en guerra”.

También explicó que en los 4 meses de protestas antigubernamentales en Venezuela, más de 130 personas fueron asesinadas a manos de las fuerzas de seguridad del Estado. Smolansky enfatizó que la mayoría de países de América Latina reconocieron que “en Venezuela ya no hay una democracia”, y condenó el constante golpe de Estado llevado a cabo en contra de la municipalidad.

“Empecé siendo alcalde a mis 28 años de edad y solo tenía un sueño de recobrar la libertad y la democracia de mi país. Dos cosas que las nuevas generaciones de venezolanos no conocen, pero por las cuales no dejaré de luchar desde cualquier latitud”, puntualizó.

 
Top