GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
Las compras de las listas escolares como de los uniformes se han vuelto una travesía para los padres que deben enfrentar una inflación anualizada hasta el 13 de septiembre de 2.060,91%, según el economista estadounidense Steve Hanke. En un recorrido realizado por El Estímulo se pudo constatar que los precios de útiles, textos escolares y uniformes exigidos sobrepasan los Bs 800.000, lo que representa más de cinco salarios mínimos de Bs 136.544, monto vigente a partir del 1º de septiembre.

El Estímulo visitó la Papelería Hércules, Librería y Papelería Arte y Estudio, Librería Tucusito, todas en el centro capitalino, y Almacenes Jeyra, en Chacao, para conocer los precios de los útiles, textos y uniformes un mes después del recorrido efectuado en agosto. Los bolsos fueron los que más subieron de precio al pasar de Bs 42.300 a Bs 130.000 (207,32%); la falda azul de 49.700 a 122.690 (146,86%); y los zapatos de Bs 100.000 a Bs 200.000 (100%), en tan solo 30 días.

Zapatos escolares
“En julio, los zapatos costaban 75.000 bolívares y la semana pasada que los compramos mi esposa y yo ya estaban en 250.000 bolívares. En 2016, apenas gastamos en un par 20.000 bolívares”, dijo Eduardo quien tiene un niño de 5 años que el próximo lunes 18 de septiembre iniciará tercer nivel. “Este año me ayudaron mucho mi papá y mi cuñada en Londres. No las vi tan negras, tuvimos suerte después de todo”, apuntó.

Eduardo mencionó que se sorprendió mucho al ver a tantas madres y padres exigiendo la lista escolar en junio, cuando concluyeron las clases, en el preescolar donde estudia su hijo. Una medida apresurada si se toma en cuenta que la actividad escolar inicia tres meses después aunque es lógica en un país donde la inflación mensual en agosto alcanzó 33,80%, según la medición de la Asamblea Nacional.

El padre comentó, además, que mientras hacía las compras escolares vio a muchas madres preguntando por los cuadernos fabricados por el gobierno con la cara del presidente Hugo Chávez, pues son más económicos que los que se encuentran en el mercado tradicional.

De hecho, el pasado 9 de septiembre el gobierno instaló la Feria Escolar 2017 en el estacionamiento techado del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ubicada en Los Próceres, Caracas, y aunque algunos precios son más bajos de los que se encuentran en las librerías y mercados populares, limitan el número de productos a comprar.

Feria escolar del gobierno 2017
El encargado de la Papelería Hércules manifestó a El Estímulo que las ventas han estado muy bajas. “La gente está comprando poco a poco. Los útiles están muy costosos”, detalló.

La caída de las ventas no es el único inconveniente que tiene el sector, la escasez de textos escolares es otro obstáculo que debe enfrentar. La dueña de la Librería y Papelería Arte y Estudio indicó que de cinco materias de bachillerato solo cuenta con libros de matemática para la venta. “Este año el depósito está vacío. Es la primera temporada que no tengo ni cuadernos, ni resmas, ni carpetas. Provoca cerrar y largarse”, expresó.

Mientras que una vendedora de la feria escolar ubicada en Chacaíto, en Caracas, dijo a El Estímulo que las ventas en estas dos semanas que lleva activo el mercado de útiles han “estado fatales”. “Lo que más buscan son los cuadernos y lápices, quizás para que los niños vayan a la escuela y tomen apuntes de las clases mientras le compran el resto de la lista. La mayoría de los padres se queja de los precios, muchos dicen ‘ya los muchachos ni pueden estudiar’”, señaló la mujer.

Recordó que una resma de hojas blancas tamaño carta que estaba en Bs 3.371 en 2016, actualmente se consigue entre 50.000 y 60.000 bolívares, eso representa un incremento de hasta 1.679,88% en un año. Por su parte, el tradicional libro de iniciación a la lectura Mi Jardín, que hasta hace un mes tenía un precio de Bs 13.000, actualmente cuesta Bs 25.000, un aumento de 92,30%.

“Ya no es lo mismo. Hay que pagar personal, toldo, seguridad y aunado a todo eso no hay efectivo. Yo no tengo punto de venta porque el banco nunca me lo trajo, así que cuando me pagan con tarjeta de débito debo utilizar el punto del puesto de al lado y me cobran 5% de comisión”, comentó la vendedora que lleva alrededor de 10 años trabajando en esa feria escolar.

 
Top