GuidePedia

Prensa. efectococuyo.com
Amenazas, detenciones y expulsiones. Esto es lo que han sufrido al menos 39 periodistas y reporteros gráficos que han intentado cubrir la situación política, económica y social de Venezuela para medios extranjeros.

Estas agresiones a la libertad de información se han producido en el gobierno de Nicolás Maduro. La tónica fue subiendo. En principio, los reporteros eran retenidos por los funcionarios de seguridad del país y obligados a borrar el material que habían registrado; pero ya en 2016 la política que aplicaron fue la expulsión de los trabajadores extranjeros apenas pasaban por inmigración en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

“Desde agosto de 2016, a más de 20 periodistas y colaboradores de medios de comunicación de nueve nacionalidades diferentes les han impedido entrar a territorio venezolano o han sido expulsados del país (…). La razón oficial: problemas burocráticos y/o migratorios. La mayoría de estas expulsiones se han efectuado días antes de que se llevaran a cabo grandes manifestaciones en Caracas, organizadas por partidos de oposición”, registró Reporteros Sin Fronteras a principios de este año.

De acuerdo al ranking anual de Libertad de Prensa elaborado por esta misma organización internacional, Venezuela ocupa el puesto 139 entre 180 países, un retroceso de dos lugares respecto del año 2015. “Nicolás Maduro, en el poder desde 2013, se empeña en restringir la voz de los medios de comunicación independientes“, señala el estudio.

Las últimas detenciones se realizaron el viernes 6 de octubre de 2017 en el estado Aragua. Roberto Di Matteo (italiano) y Filippo Rossi (suizo) fueron aprehendidos junto al periodista venezolano Jesús Medina cuando hablaban con el director del Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón) para poder ingresar a realizar un investigación periodística en la cárcel. Se espera que sean presentados en tribunales este domingo 8 de octubre.

Lea más en: “No ingresaron al penal”, aseguran allegados de periodistas detenidos en Tocorón

A continuación, el conteo realizado por Efecto Cocuyo desde 2013:

Tim Tracy (documentalista): El cineasta estadounidense Timothy Tracy fue liberado el 5 de junio de 2013 tras permanecer más de un mes detenido en Venezuela. Fue detenido el 24 de abril de ese año y acusado por el fiscal 21 nacional auxiliar, Luis Trocelis, imputó al detenido por la presunta comisión de los delitos de conspiración, favorecimiento material, asociación para delinquir y uso de documento público falso. El entonces ministro para Relaciones Interiores Justicia  y Paz, Miguel Rodríguez Torres, aseguró que el estadounidense formaba parte de un plan de golpe de Estado llamado Conexión de Abril.

Horacio Siciliano (corresponsal NTN24): Denunció haber sido detenido y requisado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que no portaban uniforme, durante una protesta.

Juan Pablo Bieri (corresponsal de Red Más Noticias): Fue detenido, golpeado y asaltado por las fuerzas militares el 16 de febrero de 2014. Bieri cubría las confrontaciones entre oficialistas y opositores cuando fue retenido por agentes de la GNB, quienes le propinaron una paliza y despojó de su pasaporte y teléfono durante más de dos horas.

Francisco Urreiztieta (corresponsal de Univisión): Él y su equipo de trabajo conformado por tres personas más, fueron detenidos por el Ejército de Venezuela en un puesto de control cerca del río Limón (estado Zulia), en la frontera con Colombia cuando se encontraban realizando un reportaje sobre el cierre fronterizo. El hecho ocurrió en octubre de 2015. “Fuimos obligados a borrar parte del material informativo que se venía grabando bajo la amenaza de ser detenidos”, denunció en su cuenta de Facebook.

Kay Guerrero y Peter Kavanagh (productora y camarógrafo de CNN): El 28 de agosto de 2016 la periodista venezolana fue expulsada de Venezuela por no tener las facturas de su equipo. En inmigración del  aeropuerto de Maiquetía retuvieron las cámaras que llevaban y la única manera de recuperarlas era salir inmediatamente del país.

Equipo de Al Jazeera: Teresa Bo, corresponsal, Lagmi Chávez, productora, y Mariano Rosendi, camarógrafo, fueron retenidos en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar (Maiquetía) el 30 de agosto. Habían viajado desde Argentina para dar cobertura a la protesta llamada la “Toma de Caracas” del 1 de septiembre contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Les quitaron sus equipos y fueron enviados a Colombia horas después.

Marie-Eve Detoeuf (periodista de Le Monde): Reporteros Sin Fronteras indica que en agosto de 2016 las autoridades de migración consideraron que su ingreso a Venezuela era “no admisible” porque no cumplía con las reglas migratorias. Este mismo argumento se aplicó a los corresponsales colombianos César Moreno (de Radio Caracol), Dora Glottman (Caracol TV),  y el corresponsal estadounidenses John Otis (NPR). Todos querían cubrir la manifestación del 1 de septiembre llamada la “Toma de Caracas”.

Jim Wyss (periodista Miami Herald): Viajó el 31 de agosto de 2016 al país con una visa de periodista vigente, pero su entrada no le fue permitida por las autoridades de inmigración en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar (Maiquetía), quienes lo catalogaron como “inadmisible”. Su medio registró que envió un correo electrónico a representantes del periódico a las 5:21 pm de ese día en el que decía que las autoridades de inmigración lo detuvieron. Durante cuatro horas no supieron más de él, hasta que por otro correo electrónico anunció que iba rumbo a Panamá. La cobertura de la protesta del 1 de septiembre en contra Nicolás Maduro no pudo ser realizada.

Ricardo Burgos, Armando Muñóz, Leónidas Chávez y Ricardo Venegas (Televisa): En el aeropuerto de Maiquetía fueron retenidos el 26 de octubre de 2016 y les solicitaron una visa de trabajo. Al final de varias horas les indicaron que fueron considerados “inadmitidos” y los enviaron de regreso a Perú. “Declarado inadmisible por Venezuela, hemos sido expulsados del país hermano. En muchas oportunidades sentí nudos en la garganta ante tanta injusticia, hoy sentí caer la guillotina sobre mi cuello y para colmo de los males tendremos que dormir en el piso del aeropuerto”, escribió en sus redes sociales Leonidas Chávez. El mismo día, también se prohibió entrar al país al fotógrafo argentino de la agencia Associated Press (AP), Rodrigo Abd.

Matt Gutman (periodista de ABC): El 27 de octubre de 2016 fue expulsado de Venezuela y le fue prohibida su entrada al país, luego de permanecer tres días detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) del estado Carabobo. Fue aprehendido mientras filmaba en la Ciudad Hospitalaria Dr Henrique Tejera (Chet), en Carabobo, por considerar que comprometía la seguridad y defensa de la Nación y que alteraba el orden público. Lo montaron en un avión hacia España.

Joshua Partlow (periodista de The Washington Post): Fue expulsado en octubre de 2016 antes de su ingreso al país en el aeropuerto de Maiquetía por no poseer una visa de trabajo, pese a que en los últimos meses había visitado varias veces el país.

Bernard de la Villardière (periodista de M6): Viajó a Venezuela el 11 de diciembre de 2016 con un equipo de cinco periodistas (cuatro franceses y un camarógrafo suizo) para realizar un reportaje sobre la vida cotidiana en Caracas. Fueron expulsados porque no tenían la visa de periodistas sino la de turista. El primer documento les fue negado al solicitarlo según la normativa venezolana.

Aitor Saez (corresponsal de Deutsche Welle en español): El 22 de enero de este año, fue deportado, luego de intentar ingresar al país para cubrir manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Según su relato, funcionarios del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) lo declararon “inadmisible” en el Aeropuerto de Maiquetía. Estuvo retenido por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante siete horas, luego lo montaron en un avión hacia Colombia.

Leandro Stoliar y Gilzon Souza de Oliveira (reportero y camarógrafo del canal Récord TV): En febrero de 2017 fueron aprehendidos por el Sebin cuando investigaban en el estado Zulia el caso de corrupción de Petrobras, en particular, las relaciones entre la empresa Odebrecht (BTP) y ciertas autoridades venezolanas. Fueron interrogados con el trato que se les da a los “terroristas de Estado”, les quitaron el material investigado y los amenazaron con darles cárcel “por siempre”. Luego de 10 horas en manos de los funcionarios fueron enviados a Brasil, a través de Perú.

Patricio Nunes (periodista de Canal 13): Fue expulsado por las autoridades luego de ser abordado por la Policía Municipal de Libertador cuando grababa imágenes de colas para adquirir productos de primera necesidad en el municipio caraqueño. Los funcionarios lo interrogaron, lo acompañaron al hotel y lo llevaron al aeropuerto de Maiquetía el 22 de marzo de este año.

Ian O’ Reilly y Stephen Sackur (periodista y camarógrafo de BBC Mundo): Documentaban las condiciones de encarcelamiento Leopoldo López, líder opositor del partido Voluntad Popular, hasta que fueron interceptados por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en los alrededores de la cárcel de Ramo Verde, en Los Teques, estado Miranda, el 23 de marzo de 2017. Los medios del Estado afirmaron que los periodistas eran “espías” que ingresaron al país con visado de turistas.

José Luis Pardo y Alejandra Inzunza (periodistas Dromómanos):  Fueron retenidos el 7 de mayo de 2017 por los funcionarios de migración en el aeropuerto de Barcelona, estado de Anzoátegui. “Vivimos treinta horas en el aeropuerto y tardamos cuatro días en salir del país. En ese tiempo nos ganamos un apodo: ‘Los inadmitidos'”, explicaron en un reportaje que realizaron después. Estuvieron incomunicados y tres días después fueron enviados a Brasil.

Daniella Zambrano y William Torres (corresponsales de NTN24 y Radio RCN): Detenidos de forma arbitraria el 15 de junio de este año, por funcionarios del Metro de Caracas y por otras personas sin identificar. Según un funcionario del Metro de Caracas, ellos estaban en el servicio público de transporte sin autorización para el ejercicio del periodismo. Un comunicado de los medios indicó que “procedieron a requisar ilegalmente a Daniella Zambrano y a William Torres, les tomaron fotografías y datos personales sin su consentimiento, ni orden judicial e inmediatamente después procedieron a borrar todo el material periodístico de la jornada. Tres horas después, el equipo periodístico fue puesto en libertad”.

Paulo Paranagua (periodista diario Le Monde): Retenido en el Aeropuerto de Maiquetía y posteriormente expulsado de Venezuela por el Gobierno el 29 de junio de 2017.  Según informó el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), al reportero le fue negada la acreditación: “El ministerio que nunca contesta dice que no tienen acreditación mía”, indicó Paranagua.

Bram Ebus (periodista independiente de Holanda): Arrestado por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el viernes 22 de septiembre mientras realizaba un trabajo de investigación sobre el impacto ambiental en el arco minero. Se encontraba con un conductor que también fue retenido. Fueron liberados al mediodía del día siguiente.

 
Top