GuidePedia

Prensa. ShareAmerica.
Contar con un equipo mundial de “detectives de enfermedades” que detecte los brotes de enfermedades infecciosas a tiempo es imperativo para un mundo sano, según señaló el secretario de Estado Rex Tillerson.

Los detectives de enfermedades capacitados en Estados Unidos han investigado más de 650 brotes de enfermedades infecciosas en los últimos cuatro años, lo que ha ayudado a evitar la propagación de peligrosas enfermedades, según indicó el secretario en octubre durante la reunión anual del programa “Grand Challenges” (Grandes desafíos) de la Fundación Bill y Melinda Gates en Washington.

Por ejemplo, cuando en mayo se identificó en la República Democrática del Congo un grupo de casos sospechosos de ébola, se envió a varios detectives de enfermedades para rastrear la enfermedad y ofrecer apoyo técnico. “Su acción rápida y coordinada contuvo el potencialmente devastador brote a solamente ocho casos de ébola, solo cuatro muertes y no diseminación fuera de la República Democrática del Congo”, expresó el secretario.

Este tipo de trabajo en equipo a nivel internacional es fundamental para la Agenda de Seguridad de Salud Mundial y es el motivo por el que Estados Unidos apoya extender la agenda hasta el año 2024, dijo Tillerson. La agenda, que fue establecida en 2014 poco antes de que se descubrieran casos de ébola en África, pretende crear un sistema mundial de prevención, detección y respuesta a las enfermedades infecciosas.

Desde 2014, Estados Unidos ha apoyado la agenda con más de mil millones de dólares en 17 países en situación de riesgo. Parte de esos fondos ayudó a capacitar a 370 detectives de enfermedades en todo el mundo. Los programas se basan en el modelo del Servicio de Inteligencia Epidemiológica (EIS) de los Centros de Estados Unidos para el Control y la Prevención de Enfermedades. Las destrezas de los detectives han detenido otros brotes que han rastreado.

Las consecuencias del brote de ébola de los años 2014 y 2015, que acabó con miles de personas en África occidental y provocó temores de una pandemia a nivel mundial, ilustra la manera en que la seguridad sanitaria es seguridad nacional, según indicó Tillerson.

Enfrentar desafíos de salud
El secretario dijo que la estrategia de Estados Unidos para los desafíos mundiales de salud refleja la estrategia general de Estados Unidos sobre el desarrollo. “No puede haber una mayor medida de éxito que observar a un país que sea capaz de sostenerse por sí solo”, expresó el secretario Tillerson. “Nuestro objetivo para la ayuda al desarrollo por parte de Estados Unidos es que sirva como puente hacia el día en que los receptores puedan crecer económicamente y alcanzar una prosperidad sostenible por sí mismos”.

Las declaraciones del secretario hicieron eco a los del presidente Trump en una reunión celebrada en septiembre con líderes africanos en las Naciones Unidas. “No podemos tener prosperidad si no tenemos salud”, señaló Trump. Estados Unidos continuará invirtiendo en el desarrollo de la seguridad sanitaria. “Quiero destacar que la generosidad es la base de quiénes somos como estadounidenses”, indicó Tillerson. En tiempos de crisis humanitarias, Estados Unidos brinda ayuda para salvar vidas. “Y seguiremos asumiendo esa tarea”.
https://share.america.gov/es/tillerson-los-detectives-de-enfermedades-detienen-los-brotes/
 
Top