GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
Cuando el reloj marcaba las 2:00 PM de este martes 31 de octubre, el colegio María Montessori logró establecer por primera vez en Venezuela comunicación directa con la Estación Espacial Internacional -en inglés, International Space Station  (ISS)- a través de ondas hertzianas y equipos de radio especializados.

A pesar que la “alerta roja” (silencio absoluto) se encontraba activada mientras se establecía el contacto, la emoción y los gritos de más de 650 personas presentes en la cancha del colegio ubicado en San Cristóbal no se hizo esperar, luego de recibir respuesta de la ISS al llamado de los radioaficionados y pioneros del proyecto “Montessori Llama al Espacio”: Ricardo Benvenuto, médico cirujano y Francisco Lorenzo, ingeniero mecánico.

Tras los momentos de euforia y luego de saludar y agradecer al astronauta estadounidense con raíces puertorriqueñas, Joseph Acaba, por permitirles “vivir un sueño”  se dio inició al primer contacto programado en coordinación con la NASA, a través de su programa Active Rack Isolation System (ARIS) y una institución educativa venezolana.

A pesar que lo planificado era la realización de una ronda de 10 preguntas, las expectativas fueron superadas y durante los ocho minutos aproximadamente que duró el contacto,  10 estudiantes tuvieron la oportunidad de expresar al menos 15 inquietudes al astronauta y cada una de ellas fue respondida satisfactoriamente.

¿Cuál es la función del personal en la Estación Espacial Internacional? ¿Por qué decidió ser astronauta? ¿Cómo se alimentan en el espacio?, ¿Qué están estudiando en la actual misión? ¿Qué pasa si se detiene la Estación Espacial? y ¿Qué descubrimientos importantes ha logrado en su trayectoria como astronauta? fueron algunas de las preguntas formuladas por los niños al experto en el espacio.

Transcurridos aproximadamente ocho minutos la comunicación se interrumpió y ya no fue posible restablecerla, lo indicó la finalización de una de las hazañas comunicacionales más esperada por los tachirenses en los últimos meses y que marcará un hito en la historia por ser el Colegio María Montessori el pionero en establecer una propuesta académica de alto nivel, gracias a que se logró el contacto radiofónico con la ISS en Venezuela.

Los gritos y la emoción volvieron a inundar el lugar luego que Benvenuto y Lorenzo, propulsores de la idea, levantaran sus brazos en señal de victoria y en medio de un abrazo fraterno anunciaron el éxito y la finalización de la comunicación con el espacio.

Se les hizo imposible a los radioaficionados ocultas las lágrimas de la emoción. Entre abrazos y felicitaciones, anunciaron que sin el apoyo de la comunidad de alumnos, padres, representantes y personal de la institución no habría sido posible lograrlo.

“Gracias a Dios y a ustedes por la buena vibra que todo se pudo dar porque también existían la posibilidades  que hubiera fallas porque eso está entre las posibilidades que pueden ocurrir”, dijo Benvenuto. Mientras que Francisco Lorenzo indicó que el acontecimiento comunicacional era una muestra de todo lo que se puede lograr a pesar de las circunstancias.

Horas de expectativa
Ensayos, preparativos y organización acompañó el lanzamiento del proyecto “Montessori llama al espacio” para lograr que ningún detalle entorpeciera la actividad,en el día y la hora fijada.

El personal del colegio, alumnos, representantes y medios de comunicación local, nacional e internacional se congregaron en la cancha de la institución desde el mediodía para recibir las instrucciones previas al acontecimiento comunicacional inédito en la historia educativa venezolana.

El proyecto, iniciado hace 18 meses, estaba a punto de cristalizarse. Teléfonos móviles apagados o en modo avión, espectadores agrupados, avisos verdes que indicaban que aún se podía hablar, amarillo que se podía hablar, pero a muy baja voy y el rojo que alertaba silencio total. Los niños más pequeños y medios de comunicación se ubicaron en primera fila y frente al aparataje tecnológico que haría posible la comunicación con el espacio.

A un costado de la tarima central, sentados y un poco nerviosos se ubican los 10 estudiantes escogidos por la institución para hacer las preguntas al astronauta Acaba. “Hace dos semanas me indicaron que había sido escogido para hacer las preguntas al astronauta. Me he sentido ansioso a pesar que hemos ensayado y preparado bastante para esta ocasión. Por la dicción y facilidad de hablar en público fue que me seleccionaron”, dijo David Omaña, de 13 años y estudiante del segundo año quien tuvo la oportunidad de formular dos preguntas al astronauta.
  
Por su parte Verónica Benvenuto, de ocho años y estudiante de segundo grado, también se mostró con cierto nerviosismo ante la proximidad con el contacto espacial. La pequeña tenía la curiosidad de saber qué temperatura había dentro de la Estación Espacial Internacional y que comían los astronauta. “Sentí mucha emoción cuando me dijo la profe que yo iba a preguntar y a pesar que he ensayado con un micrófono en casa igual, siento nervios. Quisiera saber cómo es la nave por dentro”, manifestó.

Tres pantallas fueron dispuestas  para seguir de cerca el acontecimiento comunicacional, en la primera se ubicó el canal de la NASA y allí se transmitía en directo imágenes del interior de la Estación Espacial Internacional; en una segunda pantalla se mostraba el recorrido desde el momento de contacto y su ingreso por Alaska hasta llegar a Venezuela y salir por el estado Bolívar y en una tercera pantalla indicaba la cuenta regresiva para el momento del contacto inicial.
 
Top