GuidePedia

Prensa. efectococuyo.com
Aunque el diputado de la Asamblea Nacional y dirigente de Voluntad Popular, Luis Florido, aseguró que las 11 fracciones parlamentarias de oposición estuvieron de acuerdo en reiniciar el quinto intento de diálogo con el Gobierno, la noticia parece haber agarrado “fuera de base” a dirigentes de oposición quienes desmintieron la declaración del parlamentario en las redes sociales.

Horas después de que Florido dijera incluso que Vente Venezuela los felicitó por llevar el proceso de forma transparente, la líder de esta organización, María Corina Machado rechazó la reedición de la negociación.

El diputado Richard Blanco y Antonio Ledezma, de Alianza Bravo Pueblo, tildaron el nuevo intento de “parodia” y de “inconsulto”.  “Es hora que la oposición democrática deje atrás sus diferencias y controle las ambiciones individualistas que perturban la tarea que es urgente cumplir y se proponga recuperar la confianza y el respeto de los venezolanos y de la comunidad internacional“, dijo Ledezma.

De Acción Democrática (AD) se opusieron también. Curiosamente, en la declaración en la que se anunció el nuevo diálogo, la tolda blanca, perteneciente al G4 y que ha participado en diálogos anteriores, esta vez no tuvo representación.

No es la primera vez que una decisión de las cabezas del G4 (Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo) sorprende al resto de la dirigencia. En 2016 muchos se enteraron por televisión -según aseguraron- del encuentro que tendría lugar en Margarita con mediación del Vaticano.

“Por TV me entero que algunos partidos de la oposición aceptan iniciar un diálogo auspiciado por UNASUR y Zapatero, sin participación de OEA”, dijo Machado en 2016.

“ANTONIO se entera por tv de diálogo acordado. Lamentable ver morir el Revocatorio y que siga represión del gobierno impunemente”, acusó la esposa del dirigente Mitzy Capriles de Ledezma en aquella oportunidad.

 
Top